Enfoque Informativo

  • Existen muchas maneras de responder al llamado de alguien, pero a la mayoría de los mexicanos nos inculcaron a contestar con esta palabra, ya que es sinónimo de educación

Desde niños nos educan en casa a contestar con cortesía y/o educación y entre las palabras que nos inculcan está “mande”, pero ¿por qué los mexicanos contestamos así?

Aunque existen diversas formas de responder un llamado, la norma nos exige que por respuesta se utilice dicha palabra, que para algunos suele ser molesta de emplear.

“¡No se dice ¿qué?, se dice ¿mande?”, es el regaño habitual que escuchamos cuando alguien no dice la palabra mágica.

¿Cuál es el origen del uso de esta palabra?

Esta expresión de cortesía tiene un origen muy peculiar, aunque no existe un significado específico en el diccionario de la lengua hay quienes afirman que esta respuesta es una muestra de sumisión impuesta por los conquistadores españoles.

Por ello, los mexicanos contestamos regularmente con esta expresión a alguien que nos llama para literalmente ponernos a sus órdenes.

De acuerdo con lo que se cuenta esta expresión se usa desde los tiempos del Virreinato, y era la forma en que mestizos o indios -mostraban su sumisión a las personas de castas superiores- blancos, criollos.

Por otro lado, otros afirman que la palabra viene del náhuatl usada como cortesía.

¿Cómo usamos los mexicanos esta palabra?

Y es que, en realidad cuando nos educan a decir esta palabra, lo hacen con la idea de, justamente, matizar la respuesta y no dar un duro ¡qué!, por ello, “mande” se escucha mejor, convirtiéndose meramente en una respuesta amable más que de sumisión o servil.

Ahora bien, si eres de los que no les gusta sentirte que te pones a los pies de alguien al usar la palabra, “mande” o simplemente no te gustan las imposiciones, existen diversas alternativas que puedes utilizar.

  • Dime o ¿Dime?
  • ¿Sí?
  • ¿Cómo?
  • ¿Qué necesitas?
  • ¿Cómo dices?
  • No te oí/ No te escuche
  • ¿Me lo puedes repetir?

México es de los pocos países que usan la expresión “mande”, ahora ya sabes por qué y cómo los mexicanos contestamos con esa palabra. Tú ¿Cómo respondes?

COMPARTIR