Juan José Romero

  • La legisladora plantea la necesidad de reconocer trastornos en el proceso enseñanza-aprendizaje 

La diputada Jennyfer García Lucena, de la fracción del PRD, presentó una iniciativa ante el Pleno del Congreso local, para reformar artículos 4 y 55 de la Ley Número 812 para la Protección de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Guerrero, a fin de transitar a una educación más inclusiva acorde con las necesidades de los estudiantes en el nivel básico.

Esto significa que, para garantizar un desarrollo integral de los infantes, es necesario que se reconozca que existen trastornos que pueden dificultar el proceso de enseñanza-aprendizaje, como son las dificultades en el lenguaje hablado o la lectoescritura, entre otros.

García Lucena destacó en su propuesta que esto obliga a las autoridades a “adoptar medidas especiales de protección y asistencia en favor de todos los niños y adolescentes, sin discriminación con efecto de que puedan desarrollar su personalidad, sus aptitudes y su capacidad mental y física hasta el máximo de sus posibilidades”.

Por lo tanto, consideró que es necesario que los maestros puedan tener una formación que permita identificar trastornos y evitar situaciones como la ocurrida en el vecino país del norte, Estados Unidos, donde un joven de 18 años que tenía problemas en el habla decidió acabar con la vida de 9 niños y dos maestros.

Argumentó que la educación inclusiva se debe entender como un principio rector que está destinado a alcanzar niveles de integración escolar de todos los estudiantes.

Y para alcanzar estos objetivos, añadió, es reconocer que cada niña y niño tiene sus propias características, intereses, capacidades y necesidades, y, por lo tanto, es preciso transitar hacia un modelo educativo inclusivo que permita atender y eliminar las distintas barreras del aprendizaje.

La legisladora perredista refirió que la protección de los menores se encuentra consagrada en el artículo 3 Constitucional y en tratados internaciones, y esta iniciativa es parte de la Agenda de Educación 2030.

Entre los trastornos del aprendizaje, refirió, se encuentran la dislexia, disgrafía, disfasia, dispraxia, disfemia y el trastorno de déficit de atención con hiperactividad.

COMPARTIR