Enfoque Informativo

  • La temporada de frío está sobre nosotros y es posible que pronto necesites remedios para sentirte mejor

Los cambios repentinos de clima afectan directamente a nuestra salud, después de una temporada calurosa nos volvemos vulnerables cuando llegan las lluvias y el clima frío, volviéndonos indefensos a muchos.

Para los síntomas leves del resfriado, las soluciones naturales a menudo funcionan tan bien como los tratamientos de venta libre.

Desde medicamentos para la tos hasta té caliente, esta es una pequeña colección de remedios para el resfriado que son naturales y caseros.

Té de hojas sueltas

El té de menta puede ayudar con el dolor de estómago, la hoja de albahaca puede ayudar a aliviar los dolores de cabeza y las migrañas, y el jengibre ayudará con las náuseas.

Simplemente sumerge muchas hojas o rodajas de jengibre en agua caliente durante 5 a 10 minutos y bebe a sorbos. Si lo deseas, puedes agregar miel de abeja para endulzar el té.

Limón, Maple y Jengibre

Si te interesa beber “miel, limón y jengibre” para ayudar con la enfermedad, cambia la miel de abeja por maple. El jarabe maple funciona con la misma eficacia en esta bebida, que aliviará los dolores de garganta y combatirá los resfriados.

Ajo y agua con sal

Hacer gárgaras con agua salada y ajo podría ayudar a combatir el dolor de garganta. Tritura 5-6 dientes en agua caliente con sal y haga gárgaras un par de veces al día durante dos o tres días.

Aceites Esenciales

Los aceites aromáticos pueden ayudar a aliviar los síntomas del resfriado y hacerte sentir mucho mejor. Coloca unas gotas de aceite de eucalipto en un pañuelo o en la almohada y sigue oliéndolo para aliviar la congestión, facilita la respiración y ayuda con la tos de pecho; el aceite de lavanda rociado sobre tu colchón te ayudará a dormir.

El aceite de árbol de té se puede infundir en agua caliente y respirar debajo de una toalla. Esto ayudará con la tos, la congestión y el dolor de garganta.

Duchas calientes o un baño

Cuelga eucalipto en tu baño, idealmente alrededor del cabezal de la ducha, y creará un vapor que facilitará la respiración.

Jarabe para la tos

Haz el tuyo con 1/4 cucharadita de pimienta de cayena, 1/4 cucharadita de jengibre molido, 1 cucharada de jarabe de arce o agave, 1 cucharada de vinagre de manzana, 2 cucharadas de agua. Mézclalo por completo, mantenlo a temperatura ambiente pero fuera de la luz solar directa, y toma una cucharada a la vez cuando sea necesario.

COMPARTIR