Juan José Romero

El Gobierno de Guerrero, a través de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semaren), inició los trabajos con miras a concretar la declaración formal de la Sierra de Omiltemi y los siete predios que la conforman con una extensión de tres mil 950 hectáreas de bosque, como un Área Natural Protegida o Parque Ecológico, obviamente, con la aprobación del decreto correspondiente por parte del Congreso del Estado.

Ángel Almazán Juárez, titular de de la dependencia, informó que por instrucciones de la gobernadora Evelyn Salgado Pineda, quien está preocupada por los temas ambientales, también hay la posibilidad de trabajar en la declaración de otras zonas forestales del estado como reservas naturales o parques ecológicos, entre ellos “Rancho El Romerito y probablemente el Cerro del Huixteco”, en el municipio de Taxco de Alarcón; el corredor que va de Yextla a Carrizal de Bravo en el municipio de Leonardo Bravo, y el Cerro del Teotepec, que está a tres mil 500 metros sobre el nivel del mar y se localiza en territorio de General Heliodoro Castillo.

En cuanto a los trabajos que se llevan a cabo para decretar a la Sierra de Omiltemi como Área Natural Protegida, recordó que hace algunas décadas ya se iniciaron los trabajos con esa finalidad, aunque quedaron inconclusos, es decir, nunca se concretaron.

Con un vasto estudio científico precisamente en la Sierra de Omiltemi, en su calidad de catedrático e investigador de la Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro), Almazán Juárez señaló que el interés que tiene el Gobierno Estatal por esta área es porque es una zona rica en biodiversidad en la cual se conjuntan varios ecosistemas, entre ellos el Bosque Mesófilo de Montaña o también llamado Bosque de Niebla, de los cuales hay muy pocos en el país; otra es que es un sumidero de carbono, de tal manera que ayuda a minimizar los problemas de cambio climático, además de las muchas especies tanto de fauna como de flora que hay en esa zona algunas de las cuales son endémicas del país, del estado y de ese lugar.

La Sierra de Omiltemi también es importante por los servicios ambientales que ofrece como la dotación de agua para la capital del estado, ya que en ella se ubican los tres escurrimientos naturales como “Aguililla”, “Potrerillo” y “Agua Fría”.

El problema, mencionó, es que los siete predios que conforman la Sierra de Omiltemi, cuya extensión es de tres mil 950 hectáreas, están abandonados y han sufrido la devastación y sobreexplotación de sus recursos forestales: “Es necesario preocuparnos y ocuparnos por esta zona que está siendo devastada, por los lugareños e incluso por gente que está alrededor del área que están devastando el lugar, al grado de que ya hay muchos “claros”, pues incluso ya se perdieron los bosques de pino y, sobre todo, lo más preocupante es que ya se perdió el área de Mesófilo de Montaña”.

El asunto, indicó, “es que están sacando la madera en rollo para llevarla a las madererías, además de que también preocupa la devastación de los encinos, que son cortados para leña”, mencionó el secretario del Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Por si fuera poco, mencionó en las partes bajas de esta zona serrana, como las inmediaciones de la comunidad de Xocomanatlán, ya comenzaron a fraccionar, lo cual nos indica que el avance del desarrollo va hacia allá, porque se está considerando como un corredor ecoturístico que comprenda desde Amolijeca hasta Omiltemi.

No obstante, resaltó que esto, “bien cuidado y bien vigilado” podría ser una alternativa de desarrollo para las familias de la zona, por lo cual ya se está en pláticas con los habitantes de Amojileca, Xocomanatlán y Omiltemi “para apoyarlos con algunos proyectos productivos para minimizar el uso de los recursos naturales que hay en ese lugar”.

Por todos estos problemas que sufre Omiltemi, refirió, como titular de la Semaren ya tuvo una plática con las autoridades municipales y en estos días presentará ante el Cabildo las alternativas que hay para recuperar esta zona serrana.

Comentó que después de hablar con los habitantes de la zona, de dialogar con las autoridades municipales, el siguiente paso será actualizar los tres estudios científicos que ya hicieron investigadores tanto de la Universidad Nacional Autónoma de México, la Universidad de Chapingo y la propia Universidad Autónoma de Guerrero (UAGro) desde 1983, para concretar la declaración de Omiltemi como Área Natural Protegida o Parque Ecológico.

“Lo que sigue es actualizar el estudio, hacer un plan de manejo y en base a eso actualizar el decreto que no se llegó a concretar para enviarlo al Congreso del Estado para decretar esa zona como Área Natural Protegida”, propuesta que podría quedar terminada en unos cuantos meses.

Finalmente comentó que la dependencia a su cargo ya comenzó a buscar en el Archivo Histórico del Gobierno del Estado los títulos de propiedad para decretar Omiltemi como Área Natural Protegida o como Parque Ecológico.