Enfoque Informativo

  • La cueva puede proporcionar una imagen completa de las costumbres funerarias de la Edad del Bronce tardía, aseguraron las autoridades arqueológicas de Israel

La autoridad de Antigüedades de Israel confirmó ayer (domingo) el descubrimiento accidental de una cueva funeraria de unos 3 mil 300 años de antigüedad.

De acuerdo con las autoridades competentes, la cueva, descubierta en el Parque Nacional Palmahil, en el Mediterráneo, data de la época del faraón egipcio Ramsés II y contiene decenas de objetos antiguos.

“La cueva, expuesta por una excavadora mecánica en el curso de los trabajos de desarrollo, ha sido visitada por primera vez desde que fue sellada, en la época de Ramses II”, señalaron señalado las autoridades.

La Autoridad de Antigüedades informó que entre los objetos que había en la cámara funeraria se encuentran “artefactos de cerámica y bronce intactos” que se estima que se colocaron en la cueva exactamente tal y como se han encontrado ahora.

Según Eli Jannai, arqueólogo de la Autoridad de Antigüedades, el hallazgo supone “un descubrimiento único en la vida”, pues de acuerdo con los científicos, la cámara puede proporcionar además una imagen completa de las costumbres funerarias en la Edad de Bronce.

“El hecho de que la cueva fuera sellada, y no saqueada en períodos posteriores, nos permitirá emplear los modernos métodos científicos disponibles hoy en día, para recuperar mucha información de los artefactos y de los residuos existentes en los vasos, por ejemplo, restos orgánicos que no aparecen a simple viste. La cueva puede proporcionar una imagen completa de las costumbres funerarias de la Edad del Bronce tardía”, señalan.

Los científicos están planeando la investigación y la protección del sitio, que describieron como una “fiesta para el mundo arqueológico y para la historia antigua de la tierra de Israel”.

A través de su cuenta Facebook, las autoridades israelíes señalaron que la cueva parece un set de la película Indiana Jones. Señaló que se trata de un descubrimiento excepcional y sorprendente de la época del Faraón asociado con el Éxodo Bíblico de Egipto que fue revelado el miércoles de la semana pasada.

Los arqueólogos de la Autoridad de Antigüedad de Israel se personaron en el lugar y descendieron por una escalera hacia el asombroso espacio que parecía haberse congelado en el tiempo. La cueva cortada tenía forma cuadrada con un pilar central de apoyo. Varias docenas de artículos de cerámica intactos y artefactos de bronce fueron colocados en la cueva, exactamente como se organizó en la ceremonia de entierro, hace unos 3 mil 300 años.

Estos artículos eran ofrendas de entierro que acompañaban a los difuntos en la creencia de que servirían a los muertos en el más allá.

A pesar de que se instaló un guardia tras descubrirse la cueva, algunos artículos fueron saqueados antes de que fuera sellada, por lo que las autoridades iniciaron una investigación al respecto.