Juan José Romero

El comandante de la Policía Comunitaria, David Barrientos, señaló con nombres y apellidos a familiares del periodista Fredid Román de estar coludidos con grupos delincuenciales que operan en la zona del valle como se conoce al corredor de el Ocotito que abarca varias comunidades de Chilpancingo.

David Barrientos se deslindó de la muerte del comunicador a quien acusó de haberlo amenazado luego de la muerte de su hijo el pasado 1 de julio.

A pregunta expresa, dijo no salir de su pueblo para acudir a declarar, “el Ocotito yo atiendo a todas las dependencias, pero no tengo confianza de salir”.

La intención de todo, es desestabilizar a la Policía Comunitario del Ocotito, y causar confusión entre la población.

Barrientos pidió a las autoridades investigar lo que pasa en Buena Vista de la Salud donde señaló ha habido secuestros y homicidios, e incluso pidió se investigue el homicidio de uno de sus compañeros asesinado el 1 de julio junto con el hijo de Román Román.

Negó que la Policía Comunitaria tenga algo que ver con los grupos delincuenciales que operan en la zona como “Los Ardillos” y el “CJNG” por eso “no me atacan, porque no acepte nada de ellos”.

Insistió en que la comunidad de Buena Vista, se encuentran operando “Los Ardillos” y el Cartel de la Sierra en donde los habitantes, dijo, saben y fue motivo por el cual no quieren a los de el Ocotito.

David Barrientos señaló que el dirigente de la UPOEG, sabe como se encuentra la situación con Buena Vista de la Salud, “como David Barrientos y su gente ya no quisimos ir ahora somos contrarios a Buena Vista”.

“Ocotito no se presta a meter carros robados, ese es el delito, no prestarse a esto”, manifestó el líder comunitario.

Y agregó que no tienen por qué vengarse de nadie, pero advirtió que si los familiares de Fredid Roman viene a Ocotito los van a detener.