Juan José Romero

Por lo menos 15 mil maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG) y 8 mil trabajadores sindicalizados de la Secretaría de Salud, serán sancionados por la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental por no presentar en mayo de este año, sus declaraciones de bienes patrimoniales.

El secretario de Contraloría y Transparencia Gubernamental, Eduardo Loría Casanova, explicó que todos los trabajadores estatales, del sector educativo y de la Secretaría de Salud, que la presentación de la declaración de bienes patrimoniales es un mandato establecido en la Constitución Política federal, sin importar que manejen o tengan bajo su responsabilidad dinero y otros bienes públicos.

El funcionario estatal dijo que, por justicia y congruencia, la dependencia a su cargo debe sancionar a quienes no presentaron las declaraciones de bienes patrimoniales, esto en reconocimiento a alrededor de 20 mil trabajadores de los sectores Central y Paraestatal del Gobierno del Estado, que en tiempo y forma acataron las disposiciones constitucionales.

Refirió que anteriormente, los sujetos que estaban obligados a presentar declaraciones de bienes patrimoniales en el caso del Gobierno de Guerrero eran el gobernador en turno, los secretarios de despacho, los subsecretarios, los directores generales, los directores de área y los jefes de departamento.

Antes eran alrededor de 7 mil sujetos obligados y se elevó a alrededor de 120 mil con las modificaciones que hubo en la ley, ahora todos los burócratas, los trabajadores de la Secretaría de Salud y de la Secretaría de Educación están obligados por ley a cumplir con el mandato constitucional, quien no lo haga será merecedor de sanciones, indicó.

Dijo que a pesar de las reuniones que funcionarios del órgano de fiscalización tuvieron con dirigentes de la CETEG, los maestros optaron por no presentar la declaración de bienes patrimoniales en mayo, y lo mismo ocurrió con trabajadores sindicalizados de la Secretaría de Salud del estado, dijo, “por lo que ahora vendrá una etapa de aplicación de sanciones administrativas en reconocimiento a quienes sí cumplieron con esta obligación”.

Los maestros de la CETEG y los trabajadores de la Secretaría de Salud, aseguró, creían que la presentación de la declaración patrimonial era una determinación propia del Gobierno del Estado, y a pesar de que se les hizo ver que no fue una decisión de la gobernadora sino un mandato nacional “no quisieron entender”, expuso el contralor.

El funcionario estatal aclaró que esa dependencia no promoverá que sean despedidos los trabajadores del Sector Educativo y de la Secretaría de Salud que incumplieron con la presentación de la declaración patrimonial, tampoco les será retirado el cargo, pero aclaró que ese tipo de sanciones corresponderá aplicarlas en su caso al secretario de Educación y a la Secretaría de Salud.

A los líderes de maestros de la CETEG y de trabajadores sindicalizados de Salud, que se les explicó que fomentaran la presentación de las declaraciones; sin embargo, ellos respondieron que sus representados no son servidores públicos, “cuando la Constitución lo marca muy claramente, y claramente la Ley General de Responsabilidades dice que están obligados todas y todos los servidores públicos sin importar que manejen dinero o bienes públicos”, insistió.

Señaló que los trabajadores estatales, de las secretarías de Salud y de Educación, que en mayo del próximo año deberán de nueva cuenta presentar sus declaraciones de bienes patrimoniales, y que previo a ese mes habrá una fuerte campaña para que todos cumplan con esa obligación constitucional.