Enfoque Informativo

Los argentinos señalan que el partido ante México fue clave

No lo decimos nosotros. Lo dicen ellos. “Venimos jugando finales desde el partido contra México, que si perdíamos nos íbamos para casa. Sufrimos en cada partido”. Lo anterior fue la frase con la que Emiliano ‘Dibu’ Martínez coronó su participación en la semifinal ante Croacia, partido en el que Argentina calificó a la final de Qatar 2022 y que gran parte se lo debe al trampolín que significó la selección mexicana.

Pongamos el contexto. Argentina perdió 1-2 en su debut en Qatar 2022 ante la ‘débil’ selección de Arabia Saudita. Su segundo partido, ante México, significaba algo: Si acumulaban una segunda derrota, la celeste y blanca se iría de la Copa del Mundo, la que en el papel es la última de Lionel Messi.

Si bien Argentina no pasó por muchos problemas en defensa ante México, el encuentro no terminaba por decantarse para ningún lado. El empate dejaba con vida a ambos equipos, pero con el riesgo de avanzar como segundo puesto y tener un camino más difícil en las rondas subsecuentes.

Pero aparecieron Lionel Messi (64′) y Enzo Fernández (87′) para devolverle el alma a los miles de argentinos en el Estadio de Lusail y millones repartidos a lo largo del planeta. En ese momento Argentina revivió.

Era tan importante el encuentro contra México para los argentinos que previo al partido ante la selección mexicana comenzaron a realizar los llamados banderazos, es decir, la reunión de los hinchas albicelestes en el mercado tradicional de Qatar, Souq Waqif, para demostrar su apoyo a la ‘Scaloneta’.

Lo demás, es historia. Argentina venció a Polonia, México hizo lo propio con Arabia Saudita aunque no le alcanzó para avanzar a octavos de final. La albiceleste calificó en primer lugar (evitando a Francia) con lo que Australia fue su rival en octavos. Para cuartos, sufrieron en demasía ante Países Bajos, pero lograron avanzar a semis donde, una vez más, Messi los lideró para llevarlos a una nueva final mundial.

México pasó de ser un potencial verdugo argentino, a ser el trampolín para que la celeste y blanco esté a horas de la gloria Mundial. Argentina ganó su primera final contra México y disputará su última dentro de Qatar 2022 ante Francia. Por la gloria eterna.