Por José Ureña

 -Lo primero es que se pongan de acuerdo Alejandra y Ana Lilia.

En este arreglo resume Alejandro Moreno, Alito, la culminación de entendimiento en la alianza opositora para el Estado de México.

Parte de una realidad:

La secretaria de Desarrollo Social mexiquense, Alejandra del Moral, y la diputada federal Ana Lilia Herrera resultan las más competitivas en todas las encuestas.

Capital propio también tiene el diputado local Enrique Vargas, a quien el dirigente panista Marko Cortés ha postulado por su partido pero es destinatario de una embestida mediática.

Muy atrás en popularidad y contienda está Omar Ortega, impulsado por el dirigente perredista Jesús Zambrano.

Ellos deberán medirse en encuestas -ojo: dejaron pasar el tiempo para unas primarias- a fin de sacar el candidato oficial de la alianza Va por México.

También se perdió la oportunidad de ensayar un mecanismo abierto, general, con organizaciones políticas y ciudadanos interesados en contender por la Presidencia de la República.

Mientras tanto, las pláticas continúan a nivel cupular entre PAN, PRI y PRD, en espera de convencer a Dante Delgado y sumar más adelante a MC.

PRIISTA A LA VISTA

Las circunstancias políticas apremian.

Palacio Nacional se adelantó con Delfina Gómez y ella ha hecho campaña como superdelegada, secretaria de Educación y otras funciones.

En tanto, los aliancistas se vieron lentos.

Esperan la orden de Alfredo del Mazo y él se ciñe a su calendario político: el 12 de septiembre rendirá su quinto informe de Gobierno y ese día se sabrá por quién se inclina, Alejandra o Ana Lilia.

Será priista porque, dice Alito:

-Si las candidaturas fueran por Guanajuato y Querétaro, yo estaría en condiciones de decirle a Marko: “Hermano, el electorado te favorece. Tú propón”. Pero en Durango y Edomex somos mano.

Queda claro: no habrá primarias entre Ana Lilia Herrera, Alejandra del Moral, Enrique Vargas y Omar Ortega.

Encuesta convenida por todos, aspirantes y dirigentes partidistas, y valoración de posibilidades para crecer en campaña, a diferencia de la otra apuesta: Delfina Gómez pierde positivos día a día.

MURAT Y CONAGO

1.- La Conago cambió de mano.

A la medianoche de ayer, a punto de entregar Hidalgo, Omar Fayad cedió el cargo al oaxaqueño Alejandro Murat.

Murat estará al frente durante el último trimestre del año y prometió impulsar el espíritu original de la Conferencia:

“Fortalecer el federalismo mediante mecanismos democráticos, manteniendo pleno respeto a las instituciones de México”.

Y 2.- Un libro está ya en la biblioteca del Congreso de Estados Unidos para consulta: Crónica de un despido, elaborado por Marcos Bucio como testigo en ese país.

En él analiza la política de aquel país y concluye: Joe Biden, con la defensa global de Ucrania, “se juega no sólo el liderazgo mundial de Estados Unidos ante el mundo, sino su propia reelección en 2024”.

Bucio bosqueja a la vez la posibilidad de retirar a Donald Trump si es declarado culpable de los ataques al Capitolio y cuestiona la edad de Biden para contender.

Crónica de un despido, del político, funcionario público y diplomático será presentado hoy a las 17:30 horas en el Club de Industriales.