Enfoque informativo

  • Los huesos estudiados en la investigación fueron encontrados en la meseta suiza

Un equipo de paleontólogos de la Universidad de Zúrich descubrió dos nuevas especies relacionadas con los cachalotes y los delfines a partir de fósiles hallados en las mesetas de Suiza, que hace 20 millones de años estaban cubiertas por los océanos.

El descubrimiento se logró a partir del análisis de 300 fósiles en poder de cuatro importantes museos del país, anunció la universidad helvética en un comunicado.

Los fósiles más comunes suelen pertenecer a las vértebras o los dientes de los animales, aunque para las investigaciones resultan más interesantes los huesos del oído interno porque permiten identificar individualmente a las especies, explicó el paleontólogo Gabriel Aguirre, uno de los responsables del hallazgo.

Gracias a la tomografía informática, los expertos de la universidad suiza pudieron reconstruir los órganos alrededor de los huesos de la oreja para crear modelos en tres dimensiones.

“Este procedimiento nos permitió descubrir dos especies marinas hasta el momento desconocidas y analizar mejor la capacidad auditiva de los delfines”, apuntó Aguirre.

Los huesos estudiados en la investigación fueron encontrados en la meseta suiza, la región parcialmente llana entre la cordillera del Jura y los Alpes, en la que se ubican los núcleos urbanos más importantes del país, entre ellos Ginebra, Basilea, Berna o Zúrich.

Hace 20 millones de años el clima se calentó y provocó una subida del nivel del mar que inundó gran partes de las tierras bajas de la actual Europa, entre ellas la actual Suiza, refiere el documento.

En esa época, el país, ahora famoso por sus altas montañas y sin salida al mar, formaba parte de un paisaje insular poblado de peces, tiburones y delfines.

COMPARTIR