Enfoque Informativo

  • El presidente López Obrador destacó que la reforma brinda certeza jurídica a los militares

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, agradeció a la Cámara de Diputados aprobar el dictamen que permitirá al Ejército realizar labores de seguridad pública hasta 2028.

El mandatario federal señaló que con esta reforma se brinda seguridad jurídica a las Fuerzas Armadas, situación que no ocurría en sexenios anteriores.

AMLO criticó que la oposición haya rechazado la reforma cuando fueron gobernantes de sus partidos los que sacaron al Ejército a las calles, aunque sin  contar con un marco jurídico para poder regular su actuación.

“Aprovecho para agradecerle a los legisladores porque ya se aprobó que la Guardia Nacional sea apoyada por la Sedena y Marina, que continúe siendo apoyada, y que se fortalezca la Guardia Nacional”, dijo.

“Y no es militarizar, que no quieran los autoritarios ahora pasar como defensores de derechos humanos. ¿Qué hicieron los conservadores con el Ejército? Utilizarlo para reprimir, sin fundamento constitucional, de manera ilegal, usaban al Ejército, a la Marina para labores de seguridad pública, y además sin respeto a los derechos humanos, son unos reverendos hipócritas, y ahora que se ha hecho una reforma constitucional y se pone el acento en la defensa de los derechos, ahora se rasgan las vestiduras”.

Ayer, tras una discusión de ocho horas, el Pleno de la Cámara de Diputados aprobó, por mayoría calificada, la reforma constitucional que extiende la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública hasta 2028.

El proyecto de decreto fue aprobado en lo general y en lo particular por 339 votos a favor, 155 en contra y dos abstenciones y fue enviado los congresos locales para su ratificación. La mayoría de Morena desechó todas las reservas presentadas.

Los legisladores aprobaron el proyecto con las modificaciones hechas en el Senado de la República, que incluyen la creación de una comisión bicameral para analizar y dictaminar los informes que rinda el Ejecutivo al Congreso, que ahora serán semestrales.

Además, los titulares del Gabinete de Seguridad federal podrán ser citados a comparecer ante dicha comisión, y desde 2024 se observará la corresponsabilidad de los tres órdenes de gobierno en el fortalecimiento de las instituciones de seguridad pública, con partidas presupuestales especiales.

La reforma permite al presidente de la República disponer de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública. Se establece que esta participación debe ser extraordinaria, temporal, regulada, fiscalizada, subordinada y complementaria.

Ahora, la reforma tiene que ser aprobada por al menos 17 congresos estatales para estar en la Constitución.

Al respecto, el presidente López Obrador pidió el apoyo de los estados para que dicha reforma se avale.