Enfoque Informativo

Al menos tres personas murieron ayer jueves debido a las violentas tormentas que azotaron Europa, con vientos de hasta 180 kilómetros por hora, que perturbaron el tráfico, principalmente al norte de Europa por la tormenta “Ylenia”. 

Los meteorólogos advirtieron el jueves que el norte de Europa sufriría en los próximos días una serie de tormentas tras el paso de los vientos que derribaron árboles y tendidos eléctricos y causaron retrasos generalizados en el tráfico ferroviario y aéreo.

Tres niños resultaron heridos y tuvieron que ser hospitalizados tras un accidente en el suroeste del país. En Holanda, el fuerte viento causó tres heridos y perturbó la actividad del aeropuerto Schiphol de Ámsterdam y el tráfico ferroviario.

En Alemania varias regiones cerraron las escuelas y la policía desaconsejó pasear en parques y bosques, particularmente en Berlín y Hamburgo. En la mitad norte de Alemania, que incluye a esas dos ciudades, los trenes de larga distancia fueron suspendidos. La compañía aérea Lufthansa canceló veinte vuelos.

El vocero de Deutsche Bahn, Achim Stauss, dijo que las vías y tendidos eléctricos sufrieron daños “considerables”, y añadió que “los viajeros deberán soportar trastornos por mucho tiempo”.

El estado norteño de Renania del Norte-Westfalia, el más poblado del país, cerró las escuelas como medida de precaución, y otros dieron a sus alumnos la opción de quedarse en casa. En Baviera, la caída de árboles sobre el tendido eléctrico dejó a más de 10 mil personas sin servicio.

Dos conductores, de 37 años y otro de 55, murieron después de que árboles cayeran sobre sus automóviles, uno cerca de Bad Bevensen, al sur de Hamburgo, y el otro en la región de Harz, al suroeste de Berlín.

Se espera que el clima ciclónico en el Atlántico norte provoque más tormentas en Europa en los próximos días. La agencia meteorológica alemana, DWD, prevé que la tormenta Zeynep azote el país el viernes.

 

COMPARTIR