Por Alejandro Ortiz

“Hay una gran incertidumbre y temor de la gente”, dice el presidente del PRI en Guerrero, Alejandro Bravo

A casi 48 horas de su homicidio, la tarde de este viernes fue sepultado el candidato de la coalición Fuerza y Corazón por México para la presidencia municipal de Coyuca de Benítez, José Alfredo Cabrera Barrientos.

Solamente con un grupo reducido de familiares y amigos, sin acceso a la prensa, este día fue sepultado el candidato emanado de las filas del PRI, quien fue asesinado de dos disparos de arma de fuego durante su cierre de campaña en la colonia Las Lomas.

Vía telefónica, el Presidente del Comité Directivo Estatal del PRI en Guerrero, Alejandro Bravo Abarca informó que el día de hoy las estructuras de los partidos se reunirán a fin de buscar a un o una candidata sustituto, sin embargo hasta el momento nadie ha querido ocupar el cargo.

El mismo Alejandro Bravo, quien participó del sepelio de José Alfredo Cabrera Barrientos, indicó que “estamos esperando tener contacto por la tarde para ver si logramos determinar quién va a ser la sustituta o el sustituto”.

“Con todo eso que está pasando hay una gran incertidumbre y temor de la gente. De por sí la elección va a ser complicada”, declaró el líder priísta y explicó que en caso de que no logren algún sustituto, los votos a favor de José Alfredo Cabrera, podrían irse a quién se registró oficialmente como suplente ante el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana (IEPC).

Las autoridades electorales han determinado que la alianza PRI-PAN-PRD, tiene como plazo hasta el día de mañana para sustituir la candidatura a la presidencia municipal de Coyuca de Benítez, en la Costa Grande de Guerrero.

COMPARTIR