Juan José Romero

Para el coordinador de la fracción parlamentaria del PRI, Héctor Apreza Patrón, se ha  destruido el esquema de fiscalización que tanto ha costado a Guerrero, al señalar que los “encargados” de la Auditoría Superior del Estado (ASE) cometieron lo que consideró un “gravísimo error” que perdonaría a los ex presidentes municipales de responsabilidades en materia de solventación.

Y es que  el proceso de fiscalización, dijo, “se puso en riesgo” porque la ley de la materia establece que en los cambios de administración, ya sean municipales o estatales, la ASE notifica al ente institucional, es decir, al Ayuntamiento o dependencia de que se trate, pero en este caso, el organismo fiscalizador a cargo de Natividad Pérez Guinto, comunicó directamente a los ex alcaldes cuando son notificaciones institucionales.

“Evidentemente los abogados que llevan casos a favor de los alcaldes que ya salieron, están contentos porque se cometió un gravísimo error, porque se notificó a las personas que salieron, no a los entes institucionales,  y eso es una falla legal que le pone en la torre, perdón por la expresión, destruye el esquema de fiscalización”, dijo.

Agregó que esta falla, trasgrede el debido proceso y en consecuencia, “se les quitan las responsabilidades” a los exfuncionarios; el legislador aseguró que conoce de 46 asuntos, pero también tiene entendido que la notificación fue para todos los ex alcaldes, insistió.

“Son responsabilidades legales en varios ámbitos, no puedo en estos momentos decir todas las violaciones a las disposiciones, pero la Ley Superior de Fiscalización es letra muerta”, manifestó Apreza en entrevista.

Incluso, dijo que al darse cuenta del error, “el personal de la ASE fue buscando a quienes había entregado esas comunicaciones personales, diciéndole: ‘oye, regrésamelo y te ayudo’… El principal problema es que con esto se brindaron argumentos y soporte legal a ex presidentes municipales que tienen observaciones para decir, ‘espérame, no seguiste el procedimiento adecuado, en consecuencia, no tengo porque responderte’, y en consecuencia se cae el proceso de fiscalización”, insistió.

Y aunque no reconoció que la ASE es un “elefante blanco”, como coloquilamente se dice de alguna dependencia que no funciona para lo que fue creada, refirió que a la fecha, no hay un titular, no hay encargados de auditorías especiales porque los nombramientos de los encargados son irregulares y falsos, sostuvo.

Cuestionado sobre la reunión del miércoles pasado entre diputados del PRI con la gobernadora Evelyn Salgado Pineda dio a conocer que se centraron únicamente en el proceso de consulta a pueblos originarios que debe realizar el Poder Legislativo y que actualmente está en marcha.

En esta reunión, afirmó, le pidieron un “mapa de riesgos” a la titular del Ejecutivo, debido a que personal técnico y diputados están en territorio de buena fe, “pero a veces no tenemos conocimiento detallado sobre qué tipo de inseguridad se pueden enfrentar”.

Refirió que el mapa lo solicitaron hace 15 días y aun no tienen respuesta; sin embargo, debido a la urgencia del tema (la consulta) no podían seguir esperando, porque se dijo confiado en que les proporcionen lo solicitado lo más pronto posible.

Finalmente, reconoció que aunque cada uno de los diputados tiene conocimiento de cuáles son los lugares de riesgo que pueden enfrentar, no han hecho reportes de incidentes, pero recalcó que quien tiene ese mapa de riesgo es el Ejecutivo estatal.

COMPARTIR