Rusia registró 49 mil 513 nuevos contagios por covid-19 este viernes, cifra que ha sido la más grande desde el inicio de la pandemia.

En la pasada jornada se detectaron 10 mil 663 casos más que en el día anterior, incremento que las autoridades rusas atribuyen a la propagación de la variante ómicron del coronavirus.

En Moscú, el mayor foco de infección en Rusia, el número de contagios se dispararon hasta 15 mil 987, 4 mil 430 más que en la jornada precedente, la cifra diaria más alta registrada en la capital rusa desde el estallido de la pandemia.

En San Petersburgo, la segunda ciudad de Rusia, se detectaron 5 mil 922 casos, también el máximo absoluto.

En lo que va de pandemia, Rusia ha detectado de forma acumulada 10 millones 987 mil 774 casos de covid-19. En la última jornada fallecieron además 698 personas con covid-19; de ellos, 72 en Moscú, que acumula 38 mil 226 fallecimientos por la enfermedad contagiosa.

Rusia suma en lo que va de pandemia 324 mil 752 muertes desde el comienzo de la pandemia, aunque los datos oficiales sobre exceso de muertes duplican este número.

En el país la variante delta aún representa el 52.3 por ciento de los nuevos casos, en tanto que la ómicron ya suma un 47.7 por ciento. La propagación de esta nueva variante se ha detectado ya en 57 de las 85 regiones rusas.

En la capital, el alcalde, Serguéi Sobianin, prolongó el pasado día 18 un mes la medida que obliga a las personas mayores de 60 años y a los enfermos crónicos permanecer en casa hasta el 1 de abril.

También extendió hasta el mismo mes el requisito para los empleadores de transferir al menos el 30 por ciento de la plantilla al teletrabajo.

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha reducido el número de eventos públicos grandes y trabaja en un régimen “mixto”, es decir, de forma digital y presencial en algunas reuniones. ​

COMPARTIR