Enfoque Informativo

  • El Registro Civil de Escocia divulgó un fragmento del certificado de defunción de la monarca británica

La causa del fallecimiento de la reina Isabel II a los 96 años, ocurrido el pasado 8 de septiembre por fin es revelada.

Según su certificado oficial de defunción, publicado hoy por el registro civil de Escocia, la causa de muerte fue “la vejez”.

La soberana murió en su residencia del castillo de Balmoral (Escocia), rodeada de familiares cercanos en sus últimas horas, sin que el Palacio de Buckingham -su domicilio oficial en Londres- revelara entonces el motivo del deceso.

El documento, en el que se alude a la princesa Ana, hija de Isabel II, como familiar de contacto, establece el 16 de septiembre como fecha de inscripción en el registro, aunque la copia corresponde al día 26 y aparece firmada por el máximo responsable de este organismo, Paul Lowe.

El deceso de la corona británica.

La monarca llevaba unos días siendo atendida en su domicilio por los médicos, que horas antes de su muerte informaron de que su estado de salud había empeorado, sin dar más detalles.

Meses antes de morir, Isabel II había reducido notablemente sus compromisos públicos y Palacio había admitido que sufría de problemas de movilidad.

Casi un siglo de vida

Isabel II fue enterrada en la capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor, el pasado día 19 tras haber reinado durante 70 años.

El certificado de defunción de Isabel II recoge su elevada edad como causa de la muerte.