Enfoque Informativo

Ayer, personal médico cumplió 3 días sin atención a los derechohabientes del ISSSTE, en conferencia manifestaron que seguirán con este movimiento hasta que se cumpla con las medidas de higiene y confort de los pacientes, quienes están en riesgo constante, por falta de equipo e infraestructura.

Trabajadores del hospital general del ISSSTE hicieron un llamado a sus compañeros, a usuarios y derechohabientes para exigir a las autoridades de ese sitio que remodelen de manera integral el inmueble, ante las condiciones en las que se encuentra en la actualidad y que obligaron el cierre parcial del mismo hace tres días.

En conferencia de prensa y acompañados por los integrantes de la Comisión intersindical que gestiona desde hace dos años un nuevo hospital de tercer nivel con 200 camas, médicos especialistas señalaron que dadas las condiciones en las que se encuentra ese sitio no se puede operar, debido a que se pondría en riesgo la vida de los pacientes y el calor dañaría los aparatos y equipo cuya reparación costaría millones de pesos.

El oncólogo Henry Durán Dangón informó que llegó una comisión de médicos de oficinas centrales para verificar el estado en el que se encuentra el hospital, no obstante que luego de una reunión que sostuvieron con directivos y representantes del sindicales en la que acordaron definir áreas prioritarias de atención, aún se presta un servicio parcial.

Durán Dangón criticó que la remodelación que el inmueble tuvo hace dos años haya sido superficial, por lo que se espera que este mismo viernes comienzan con los trabajos que los enviados de Ciudad de México acordaron.

Durante la conferencia los usuarios se acercaron a los reporteros para denunciar que algunos aparatos no funcionan, lo que demora aún más la realización de operaciones o análisis; se quejaron porque tampoco hay medicamentos e incluso, no hay vasos para servir agua a sus familiares internados.

Los trabajadores advirtieron que, aunque hubiera servicio y se atiendan las urgencias, en el hospital todas las camas están ocupadas, por lo que no pueden recibir a ningún paciente aunque sea para atenderlo de alguna emergencia.

Integrantes de la Comisión intersindical, asociación civiles y derechohabientes del ISSSTE, exigieron que autoridades estatales y federales den seguimiento a su exigencia de construcción de un hospital de tercer nivel en Acapulco.

Manifestaron a nombre de la Comisión Intersindical, Benjamín Sandoval Melo expresó que la propuesta que les presentó el ISSSTE en insostenible, por lo que el hospital sería obsoleto desde que se empiece a construir, dado que autoridades plantearon edificar el nosocomio con 120 camas, y como una extensión del actual hospital general de Acapulco, en El Quemado.

Por su parte, el Senador por Guerrero, Manuel Añorve Baños, dio a conocer que presentará un punto de acuerdo para citar a comparecer ante el Senado de la República, al director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) Pedro Zenteno Santaella, para que explique las acciones que realizará a fin de resolver las carencias y necesidades que existen en el Hospital General de Acapulco, y advirtió, que si el director no puede atender y dar solución al problema de Guerrero, que renuncie a su cargo.

Añorve Baños, lamentó que tal y como lo han expuesto el personal médico y administrativo, el nosocomio no cuente con servicios básicos, que no funcionen los equipos de aire acondicionado en varias zonas del lugar como en el quirófano, además de la carencia de medicinas, por ello explicó que es urgente la comparecencia del titular del ISSSTE.

Aseguró que como Senador, no dejará de darle puntual seguimiento a este caso, ya que es extremadamente urgente que se resuelva, pues está de por medio la salud de la ciudadanía, y ese tema no puede esperar, por lo que pidió respuestas rápidas y soluciones breves, y señaló que “con la salud no se juega”.

El legislador federal, hizo un reconocimiento a doctores y enfermeras que hacen un gran esfuerzo para trabajar con lo poco que tienen a su alcance, atendiendo a la población que así lo requiere, y precisó que los directivos del ISSSTE no deben tomar represalias contra ellos, debido a que la exigencia que hacen, es justa.

Finalmente, Añorve Baños hizo un llamado urgente al gobierno federal, para que atiendan en breve esta problemática que está afectando la salud de miles de guerrerenses, porque este hospital brinda atención a derechohabientes de varias regiones del estado, no sólo de Acapulco.

COMPARTIR