Enfoque Informativo

  • Sostuvo que los grupos más “ventajosos” siempre han usado esas políticas de extrema derecha para sacar provecho político y lo económico

El presidente Andrés Manuel López Obrador consideró que el pueblo de Cuba debería ser declarado como patrimonio de la humanidad por su fortaleza y valentía al resistir el bloqueo económico que mantiene Estados Unidos sobre la isla.

En su conferencia mañanera, el mandatario insistió en que todos los países del continente deben ser invitados a la Cumbre de las Américas, y consideró que la postura de exclusión se debe al periodo electoral en el país vecino del norte y los intereses políticos y económicos de algunos.

​”Está muy difícil que eso tenga éxito porque el pueblo cubano tiene mucha dignidad, se debería incluso declarar a ese pueblo, a esa isla, por su arrogancia de sentirse libre, como patrimonio de la humanidad, es una resistencia heroica”, dijo.

Sostuvo que los grupos más “ventajosos” siempre han usado esas políticas de extrema derecha para sacar provecho en lo político y lo económico, y puso como ejemplo el caso de un grupo de cubanos que viven en Florida y presionan a los gobiernos y partidos para sostener el bloqueo.

“Son sus políticas las que se imponen. Cuando lo que están haciendo es asfixiar a un pueblo por sus intereses. Alrededor de 4 millones que viven en Florida, no están de acuerdo. No pueden mandar dinero a su familia”, apuntó.

Además, López Obrador comparó la situación de Cuba con la de los mexicanos en Estados Unidos, quienes han logrado salir adelante y, por si fuera poco, ayudan a la economía nacional mandándole a sus familiares más de 50 mil millones de dólares en remesas.

Esto, mientras en el caso de la isla hay una ley que prohíbe el envío de dinero por parte de los ciudadanos que se encuentran en la Unión Americana. “¿Qué es eso?, ¿dónde está el humanismo?, ¿qué tiene que ver los pueblos con los gobiernos?”, cuestionó.

En este sentido, el jefe del Ejecutivo federal advirtió que si la estrategia continúa igual y si siguen mal las cosas en Cuba, el pueblo se va a rebelar a su gobierno, pues más allá de ser una vileza ruin, “es una política medieval” que transgrede los derechos humanos.

“Le tengo mucho respeto al presidente Biden y entiendo su circunstancia, por estos malandrines que están ahí, pero ya es tiempo de cambio. Decirle al presidente que si toma una decisión de invitar a todos los pueblos, todos los pueblos de América Latina van a saber reconocerlo”, sostuvo.

Comentó que, de invitar a todos los países de América al evento, se logrará abrir una etapa nueva para el diálogo y el entendimiento, la cual se base en el respeto y en la unión como una comunidad económica para fortalecer la región. “Y ese es un gran legado a las nuevas generaciones”, alegó.

COMPARTIR