Juan José Romero

  • Demandan a la gobernadora cumpla su compromiso de reinstalarlos

Policías estatales despedidos en mayo de 2017, dieron a conocer un plan de acción el cual, aseguran, mantendrán hasta lograr la reinstalación de todos los elementos.

En conferencia de prensa exigieron una mesa de trabajo resolutiva con las autoridades estatales, concretamente con la gobernadora Evelyn Salgado, por ser ella, a quien le corresponde dar solución a la situación.

“Ella conoce el problema que tenemos, conoce la problemática, quiero decirles que nosotros estuvimos participando en el proyecto de nación de nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador, de la Cuarta Transformación y aquí, en nuestro estado le dimos seguimiento y continuidad, tan así que tenemos un nuevo gobierno”, expresaron.

Manifestaron tener confianza en el gobierno de Salgado Pineda, por lo que dieron a conocer de manera escrita su principal demanda que es la reinstalación inmediata de los 176 elementos despedidos injustificadamente.

Edgar Cesar García, uno de los elementos despedidos, dijo que durante la administración de Héctor Astudillo Flores fueron despedidos por exigir mejoras laborales, como el mejoramiento del equipo balístico, es decir, chalecos, cascos, armamento, municiones y el equipo antimotines.

“El gobierno actuó de mala fe, porque no nos dio la oportunidad de defendernos a través del Consejo de Honor y Justicia que lleva interno en el Palacio de Gobierno, en el cual llevan un proceso jurídico y ellos definen si somos culpables o inocentes, o qué amonestación deberíamos tener, considero que no hicimos ningún mal”, señalan.

La petición es concreta, afirmaron, que el gobierno que encabeza Evelyn Salgado nos reinstale sin represión alguna, y que nos dejen trabajar indefinidamente, enfatizó César García.

Por su parte, Adán Pacheco, otro de los elementos afectados, se dijo confiado en que la Cuarta Transformación “llegará a los más vulnerables”, recalcando que el senador Félix Salgado dijo en su momento que “ningún trabajador será separado de su cargo”, y que los policías despedidos serían reinstalados.

“Tenemos fe, esperanza que la justicia, para todos nosotros y nuestras familias, llegara”, apuntó.

Otro de los despedidos, de nombre Erick pidió la reincorporación de todos sus compañeros porque consideró que no es posible que se abran convocatorias para reclutar nuevos elementos, que genera gasto de recursos del gobierno, cuando hay 176 policías entrenados y capacitados para servir al pueblo.

Finalmente, exigieron que el Ejecutivo federal implemente el lema “arriba los pobres” y a la gobernadora solicitaron que cumpla con los compromisos que acordaron durante su llegada al Gobierno del Estado.

COMPARTIR