Juan José Romero

  • Los hechos de vandalismo ocurrieron mientras los jóvenes realizaban una movilización para conmemorar 11 años de la muerte de dos estudiantes en la Autopista del Sol

Al conmemorar 11 años del asesinato de Jorge Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús, un grupo de al menos 50 normalistas encapuchados, se separaron del contingente que avanzaba por la avenida Ignacio Ramírez para llegar a la avenida Alemán, donde se ubican las oficinas del Partido de la Revolución Democrática (PRD).

Como en años anteriores, dichas oficinas habían sido blanco de ataques de los estudiantes en represalia por lo ocurrido un 12 de diciembre de 2011 en la Autopista del Sol durante un bloqueo a la misma, reforzaron la seguridad del inmueble; un portón fue suplido por una barda, dejando un solo acceso a las oficinas.

A pesar del refuerzo de los normalistas, no pudieron abrir la puerta, por lo que optaron por abrir un boquete en la pared por donde se introdujeron e hicieron destrozos en el interior, rompiendo todo a su paso; acto seguido, encendieron fuego, además de lanzar petardos en el interior de las oficinas causando gritos de júbilo cada que se escuchaban las detonaciones.

En el lugar permanecieron por más de media hora, sin que nadie pudiera evitar los actos vandálicos.

Sacaron documentación del interior, misma que quemaron afuera del edificio que para ese entonces, lucía con pintas en toda su fachada.

Tras los actos de vandalismo, los jóvenes se retiraron del lugar y se unieron al contingente que ya los esperaba en el llamado “antimonumento”” en la avenida Insurgentes en el monumento a las Banderas para seguir su camino rumbo al Parador del Marqués en la Autopsita del Sol.

Después de las tres de la tarde, el contingente llegó hasta el Parador del Marqués donde celebró una misa y fijaron posturas de exigencia de justicia para los dos normalitas caídos.