Enfoque Informativo

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se comprometió este viernes a “evitar una confrontación directa entre la OTAN y Rusia” porque provocaría la tercera guerra mundial, aunque advirtió al Kremlin contra el uso de armas químicas.

“No vamos a librar una guerra contra Rusia en Ucrania”, insistió y reafirmó su postura de  descartar el envío de tropas o la declaración de la Zona de Exclusión Aérea, medida que pide el presidente ucraniano Volodimir Zelensky, ya que esa medida implicaría el compromiso de derribar naves rusas que vuelen sobre el país, lo que sería una participación directa en el conflicto.

No obstante, el mandatario advirtió que Rusia “pagará un alto precio si usa armas químicas” en Ucrania. Los occidentales están preocupados por el posible uso de armas químicas por parte de Moscú tras la invasión de Ucrania lanzada el 24 de febrero.

Por su parte, la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, reafirmó este viernes desde Rumanía su promesa de que la OTAN “defenderá cada centímetro de su territorio” y defenderá a cualquier Estado miembro en caso de que sufra un ataque.

COMPARTIR