Enfoque Informativo

  • La esposa se negaba a creer que el hombre falleció el año pasado a causa de Covid-19; conservó el cadáver usando Dettol, un popular producto de limpieza

Una mujer momificó el cadáver de su fallecido esposo y lo escondió en su vivienda, durante 18 meses sin que nadie se diera cuenta bajo el argumento que el hombre podría estar vivo. Los hechos ocurrieron en Uttar Pradesh, India.

Luego de que las autoridades hallaran el cadáver, la mujer explicó que lo había conservado debido a que se negaba a creer que había fallecido el 22 de abril del año pasado. De acuerdo con reportes policiales, el difunto era un hombre de 35 años de edad, identificado como Vimlesh, quien pereció a causa de una “neumonía bilateral” causada por Covid-19.

Tras la muerte del hombre, la angustiada esposa insistió en que solo estaba en coma y mantuvo su cadáver escondido en una habitación de su casa.

Para conservar el cuerpo, la mujer usó Dettol, un popular producto de limpieza desinfectante y antiséptico, lo que impidió que las bacterias crecieran en la piel.

La viuda también confesó que regularmente le daba masajes al cuerpo de su difunto esposo y roció agua bendita conocida como “gangaja” sobre su cuerpo en un intento de despertarlo del “coma”.

De igual manera, la viuda mantuvo funcionando una unidad de aire acondicionado en la habitación las 24 horas del día, por lo que los vecinos no notaron ningún olor que emanara de la casa.

Otros miembros de la familia, incluidos los padres y hermanos del difunto, también participaron en el intento de preservar el cadáver, argumentando que el hombre no había muerto y solo se encontraba en coma.

Las autoridades informaron que Vimlesh trabajó como funcionario de impuestos sobre la renta. Las autoridades descubrieron su cadáver después de que su lugar de trabajo finalmente presentara una denuncia oficial alegando que no había estado en el trabajo desde abril de 2021.

Su cuerpo fue retirado de la vivienda la semana pasada, antes de ser incinerado el viernes pasado. La viuda y otros miembros de la familia no enfrentarán cargos penales por sus acciones.

COMPARTIR