Juan José Romero

  • Luego de permanecer 16 días privado de su libertad, su liberación no fue logro de ninguna autoridad, asegura

“La estrategia de ‘Abrazos y no balazos’ no está funcionando” expreso el periodista Jesús Pintos Alegre, luego de ser liberado por sus captores, tras 13 días cautivo en un lugar desconocidos de la Tierra Caliente donde radica.

Durante una entrevista televisiva a nivel nacional, Pintor Alegre dijo no pertenecer a la página de Facebook Escenario Calentano y mucho menos ser el administrador de la misma.

“Estuve 16 días efectivamente secuestrado por un grupo armado, por un grupo de personas que bueno, finalmente me abordaron en el centro de Ciudad Altamirano, yo iba a una papelería a comprar y nada, iba distraído contando dinero para pagar, y se detuvo una camioneta, no me fije, no le preste atención, yo iba en mi interés, pero en el momento que se detiene de manera brusca, me ponen un trapo en los ojos y me suben a la batea de la camioneta prácticamente me avientan, fueron dos o tres personas”, relató el comunicador.

Agregó que el viaje para llegar a donde lo mantuvieron cautivo, duro aproximadamente una hora y media, aparentemente por caminos de terracearía por lo brusco de los “rebotes” en la parte trasera de la unidad a donde se lo llevaron.

Una vez que llegaron a su destino, dijo, le presentaron su pertenecía a la página de Facebook, Escenario Calentano, “una página digital que tiene prácticamente dos dueños, uno de ellos es Fernando Moreno y el otro es el joven abogado Alan García, del que en el caso de Alan desconozco que haya pasado con él, donde este, donde se encuentre”, expuso.

Refirió que su liberación ocurrió después de las 11 de la noche cuando lo “aventaron”, cerca del Río Cuirio del municipio de Coyuca de Catalán, y a unos metros también dejaron a Fernando Moreno, “yo grite porque escuche ruidos, ¿hay alguien aquí?, y me contestan Fernando, si aquí estoy, en ese momento yo no sabía quién era, me acerco y me di cuenta que era este muchacho, es químico de profesión se dedica a eso, y en el caso de Escenario Calentano lo utilizaban como una situación de entretenimiento, o algo por estilo”.

Pintor Alegre dijo que, en su caso, lo “levantaron” por presuntamente ser el administrador de esta página, situación de la cual se enteró cuando lo mantuvieron cautivo y que presume fue en la parte de “arriba”, (en la sierra) por el frío que sentía, porque los 16 días, lo mantuvieron con los ojos tapados”.

“Suponían que yo era administrador de esa página donde se hablan de situaciones muy delicadas, muy temerarias y delicadas, creo que yo, que esa situación que se da en la Tierra Caliente no es exclusiva”, apuntó.

Aseguró que sin saber lo que pasó, por la noche, lo dejaron en el lugar antes referido junto con sus pertenencias, incluido su teléfono celular.

“En términos reales, la política de ‘abrazos y no balazos’ no está funcionando, no sirve, no funciona, pero al final del día, uno entiende las cosas como mejor le parezcan”.

Luego de su liberación, acudió junto con Fernando Moreno a la Agencia del Ministerio Público del municipio de Ciudad Altamirano, la cual señaló estaba cerrada al momento de su llegada y fue gracias a uno reportero que tiene “contactos”, que fue abierta y los agentes del MP llegaron a tomarles su declaración para abrir la carpeta de investigación correspondiente.

Comento que “lo que acostumbra” la Guardia Nacional y la Policía del Estado es darles acompañamiento, incluso mencionó que fue escoltado hasta su domicilio en Ciudad Altamirano, en tanto que Fernando Moreno fue llevado también al municipio de Arcelia (a una hora de distancia) hasta su domicilio con la promesa de brindarles protección y vigilancia.

“Llegó la Guardia Nacional y la Policía para tomarse la foto y decir que de ellos había sido, prácticamente es que le están diciendo el logro, el de habernos liberado, porque se toman la foto de espaldas con los logros al frente y nosotros ahí como conejillo de indias”, apuntó.

Reprochó que las autoridades se “adjudiquen el logro” de su liberación, lo cual calificó como de “risa” que lo hagan porque no fue así.