Víctor Robles

  • El Jardín de Niños “Miguel Ángel de Quevedo” celebró en la playa, debido a que su institución está inhabitable por daños del terremoto

Este jueves, niños de distintas escuelas celebraron el Día del Niño con payasos, disfraces y bailables; no podían faltar los dulces y globos.

Los pequeños de preescolar y primaria recibieron sus respectivos regalos por parte de los padres y los maestros.

Docentes del  Jardín de Niños “Miguel Ángel de Quevedo” optaron por celebrar con sus alumnos en la playa, porque no tienen escuela, ya que resultó afectada por los sismos.

Los pequeños no habían tenido convivencia durante dos años debido a la pandemia del Covid-19, por lo que a pesar de no poder utilizar sus instalaciones escolares, los docentes determinaron reunirse en lugar público.

La maestra de preescolar Diana Martínez dijo que las autoridades no les han dado respuesta a sus peticiones tras el terremoto de 7 grados que ocurrió en Acapulco.

La escuela “Miguel Ángel de Quevedo” resultó con daños totales y no han podido ingresar.