Guillermo Hernández Acosta

El arpa ha sido su compañera desde hace 66 años, y hoy, que se celebra a Santa Cecilia, don José Ramírez Guzmán lo festeja trabajando por las calles de Tecpan.

Originario de Veracruz, desde niño aprendió a tocar el arpa, por lo que desde esa etapa de su vida comenzó con su historia que se expandió por los lugares más representativos del turismo nacional y en ciudades de los Estados Unidos y Canadá.

Antes de comenzar con su recorrido por las calles y sitios públicos de Tecpan, don José pasó unos momentos a la capilla que se ubica en el barrio de San Bartolomé, donde en el interior se encuentra la imagen de Santa Cecilia, para pedir por salud y trabajo.

Uno de los anhelos del músico es enseñar a las nuevas generaciones a tocar el arpa; sin embargo, lamenta que no haya interés de los niños y jóvenes por aprender, “muchos piensan en otras cosas, como en teléfonos y computadoras, estos aparatos están alejando a los niños y jóvenes de cosas que más valen la pena” dijo.

Sin duda alguna, la edad de don José no es impedimento para seguir trabajando, levantarse a temprana hora y seguir trabajando es, dijo, una bendición que todavía está aprovechando, “mis hijos me dicen que ya descanse, pero aún tenemos fuerza para seguir tocando”, concluyó.