Enfoque Informativo

  • El presidente López Obrador aseguró que se investigará a fondo y reiteró que no descarta que alguien haya perpetrado el ataque para afectar a su gobierno

El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que el atentado contra el periodista Ciro Gómez Leyva, que sufrió un ataque a balazos la semana pasada cuando se dirigía a su domicilio, pudo haber sido para “desestabilizar al país”.

“No es un asunto menor, quisieron asesinarlo o intentaron hacerlo. Y si no fue así, el propósito era generar un conflicto mayor: desestabilizar al país, que eso también es un crimen”, afirmó este martes durante la conferencia de prensa matutina.

AMLO agregó que no descarta que “alguien” haya perpetrado el ataque para afectar a su gobierno. Ante esto, afirmó que denunciarán al responsable si tienen las pruebas.

Se investigará a fondo: AMLO

El mandatario reiteró que se realizará una investigación a fondo, aunque “lleve tiempo”, porque no quiere “que haya carpetazo”. El jefe de Estado negó que hubiera impunidad en el país. En contraste, aseguró que toman tiempo las investigaciones.

Ayer, López Obrador negó que el ataque fuera atribuible a represión en su administración, al tiempo que señaló que los responsables podrían haber sido grupos contrarios a su gobierno. Igualmente, especuló que pudo haber sido perpetrada por el crimen organizado en respuesta a un reportaje publicado por el periodista días antes.

Asimismo, llamó a Gómez Leyva “vocero del conservadurismo”, lo cual fue reprochado por el comunicador.

Periodista denunció agresión en redes

El pasado jueves, el periodista Ciro Gómez Leyva denunció a través de redes sociales un intento de asesinato por dos personas que le dispararon cerca de su casa. Sin embargo, explicó que el blindaje de su vehículo sirvió para salvaguardar su integridad. Asimismo, difundió imágenes de los impactos de bala.

Luego de la denuncia, la Fiscalía General de Justicia (FGJ) de la Ciudad de México afirmó que inició una investigación y las autoridades capitalinas confirmaron que se trató de un ataque directo.

A su vez, el jefe de la policía, Omar García Harfuch, apuntó el pasado viernes que se recuperaron dos casquillos percutidos del sitio y detalló que los responsables del ataque viajaban a bordo de un vehículo color negro y una motocicleta color negro con naranja, la cual iba tripulada por dos personas, pero después sólo quedó el conductor. Esta última cruzó los límites del Estado de México.

Por último, indicó que, por ahora, no puede especular sobre el móvil del ataque. Sin embargo, garantizó que agotarán todas las vías de investigación para esclarecer el caso y conocer cuántas personas estuvieron involucradas.