Por Enrique Silva

 Es cierto que se mantiene una tendencia positiva en la captación turística hacia el puerto de Acapulco desde hace algún tiempo, ya no se sufre tan marcadamente las llamadas temporadas bajas e incluso paulatinamente se va ganando terreno en atraer segmentos turísticos casi perdidos como son los cruceros o vuelos nacionales e incluso internacionales y no ha sido obra de la casualidad, tienen mucho que ver sin duda acciones como la modernización de la infraestructura urbana y turística, la certificación de playas, el rescate de espacios públicos, la construcción de una nueva terminal aérea, etc. sin embargo faltan muchas acciones más por llevarse a cabo como es renovar la vetusta terminal marítima, mejorar las condiciones de la autopista del sol, renovar el transporte público, mejorar condiciones de camellones y jardineras…y sobre todo contar con un esquema de seguridad pública y prevención del delito de manera efectiva , tal vez copiar esquemas exitosos de otros destinos turísticos para generar confianza en propios y extraños.

Ya el gobierno estatal ha realizado acciones que mejoran la imagen y funcionalidad de avenidas como la escénica, boulevard de las naciones, paseo del pescador, boulevard a barra vieja y de pie de la cuesta a barra de Coyuca, trabaja en la conexión de Puerto Marqués a Revolcadero, ya la iniciativa privada le ha abonado con instalaciones como la tirolesa sobre el mar y el gobierno federal comienza acciones para mejorar la condición de vida de los acapulqueños que habitan en la  zona conurbada y comenzará pronto con el gobierno estatal la renovación del parque Papagayo, lo cual es un gran acierto, sin embargo como destino turístico debemos entender que esas acciones no son suficientes ante la permanente competencia por atraer visitantes, porque al igual que Acapulco, todos los destinos turísticos están en una constante renovación y en busca de turistas. 

Además de infraestructura Acapulco debe fortalecerse ofreciendo nuevos atractivos, como en antaño contar con una agenda de actividades que atraigan visitantes, como ocurría con aquel famoso Festival Acapulco,  la reseña mundial de cine, aquellos intentos de carnaval, los shows aéreos o el desfile de globos gigantes en navidad; claro habrá que buscar que nuevos eventos se lleven a cabo y no signifiquen un gasto onerosos a las finanzas de los gobiernos, porque tampoco habrá que gastar lo poco que se tiene, pero si involucrar a las empresas y buscar patrocinadores como ocurrió apenas con el evento del día de muertos en Acapulco, siendo éste un buen intento de nuevas acciones que pueden y deben fortalecerse en busca insisto, de nuevas acciones que hagan más atractivo al puerto, es momento de renovarse y crear nuevas historias que contar desde Acapulco ¿no creé usted?

COMPARTIR