Frida Alvarado

Vendedores de flores manifestaron que en esta temporada del Día de Muertos la demanda del cempasúchil cayó hasta un 40% debido al cierre de panteones en la ciudad para evitar contagios de Covid-19.

Comerciantes, ubicados en la calle Vallarta de la colonia Progreso explicaron que la suspensión de las visitas al cementerio desconcertó a los ciudadanos y ahora prefieren comprar menos flores, principalmente para preparar los altares en sus hogares.

En entrevista, la vendedora Brenda Martínez expresó que la venta de flores en general está “muerta” y lamentó que en comparación con otros años, esta era una gran época que se notaba reflejaba en su economía.

“No creo que sea como otros años, no hay gran cantidad de flores, ni gente comprando toda la venta está muerta”, expresó.

La comerciante explicó que precios han variado porque aumentan los costos debido a la exportación, sin embargo dijo que han tenido que subirlos un poco para lograr recuperar las pérdidas económicas por la crisis por la pandemia.

Reveló que actualmente un ramo de flores de cempasúchil se mantiene entre 80 y 100 pesos, en comparación con el año pasado que estaban hasta en 120 pesos.

“La gente no entiende y cree que queremos abusar, pero no es así los precios vienen altos desde donde nos traen las flores”, abundó.

Agregó que sumas otras flores como las rosas y las gladiolas  que se han echado a perder en grandes cantidades tras las bajas ventas por la pandemia.

Cabe destacar que en esta temporada, durante años se apreciaba cientos de personas comprando flores para negocios, escuelas  y hogares para adornar las ofrendas así como grandes camiones con las flores, ahora son contados los puestos que están ofreciendo  la flor de cempasúchil.

 

 

COMPARTIR