Tokio, la ciudad anfitriona de los Juegos Olímpicos, ha registrado dos mil 848 nuevos casos de covid-19, la cifra más alta desde que inició la pandemia, según las autoridades. Ante ello, el gobierno pidió a los hospitales que preparen más camas para los pacientes, ya que la variante Delta impulsa el aumento de los contagios. 

El alza de los contagios amenaza con erosionar aún más el apoyo al primer ministro Yoshihide Suga, cuyo respaldo ha caído a su nivel más bajo desde que asumió el cargo en septiembre, en gran parte debido a su desordenada gestión de la pandemia.

También supone un problema para los juegos, ya que muchos japoneses temen que la afluencia de atletas y dirigentes para el evento pueda empeorar la oleada. En una encuesta publicada el lunes por el diario Nikkei, cerca del 31 por ciento de los consultados dijo que los Juegos deberían cancelarse o posponerse de nuevo.

“Absténganse de salir innecesariamente y vean los Juegos Olímpicos y Paralímpicos por televisión. Como hemos visto un descenso en la afluencia de la gente, no existe esa opción”, dijo Suga dirigiéndose a los ciudadanos.

Japón ha evitado los devastadores brotes sufridos por otras naciones como India, Indonesia y Estados Unidos, pero la quinta oleada de la pandemia alimentada por la variante Delta está acumulando presión sobre los hospitales de Tokio.

A medida que Delta se ha ido extendiendo, el número de casos graves de covid-19 en la ciudad durante el último mes se ha duplicado, según datos del gobierno.

Hasta el domingo, sólo el 20,8 por ciento de los 12 mil 635 pacientes con covid-19 de la capital japonesa habían podido recibir tratamiento hospitalario, según los datos. Un panel asesor del gobierno dice que si la proporción cae por debajo del umbral del 25 por ciento, debería activarse el estado de emergencia.

“Es la variante Delta”

En previsión del aumento y teniendo en cuenta la difícil situación de los hospitales, Tokio ya ha declarado este mes un cuarto estado de emergencia que se prolongará hasta después de los juegos.

“Es la variante Delta”, dijo Kenji Shibuya, ex director del Instituto de Salud de la Población del King’s College de Londres, para explicar el reciente aumento.

Shibuya añadió que es imposible cuantificar hasta qué punto los Juegos han contribuido al aumento, pero culpó a la cita deportiva como “uno de los principales motores”.

Dado que los hospitales admiten un número cada vez mayor de pacientes, Tokio pretende aumentar el número de camas hasta 6 mil 406 a principios del mes que viene, frente a una capacidad actual de 5 mil 967, según la cadena TBS.

Los hospitales deben considerar la posibilidad de aplazar las intervenciones quirúrgicas previstas y reducir otros tratamientos, según la cadena, que basó su información en un aviso de las autoridades municipales a las instituciones médicas.

Expertos en salud habían advertido que los factores estacionales, el aumento de la movilidad y la propagación de variantes provocarían un repunte de los casos de covid-19 este verano boreal.

Aunque la vacunación está aumentando la protección de los ciudadanos de más edad que tienen mayores probabilidades de necesitar atención de urgencia, solo el 36 por ciento de la población ha recibido al menos una inyección, según muestra un rastreador de vacunación.

La campaña de vacunación, inicialmente lenta, cobró fuerza el mes pasado, pero recientemente ha vuelto a frenarse debido a problemas logísticos.

Los Juegos se celebran bajo estrictas normas de cuarentena para evitar la propagación del virus, pero han aparecido 155 casos de atletas y personas relacionados con la competición.

COMPARTIR