Un sacerdote llamado Francesco Spagnesi fue arrestado en Italia al ser señalado por presuntamente usar el dinero de las limosnas para comprar drogas, así como para la supuesta organización de encuentros sexuales.

El portal de noticias Corriere della Sera consignó que a dichas reuniones acudían médicos, gerentes, banqueros y empresarios, los cuales eran invitados por el sacerdote a través de internet.

Francesco Spagnesi , de 40 años, quedó bajo arresto domiciliario por cargos de tráfico e importación internacional de drogas. El sacerdote, al tomar el dinero de la diócesis, cometió el delito de malversación de fondos, pero aún la fiscalía está en espera que sea denunciado por ello.

El párroco ha estado durante 12 años al frente de la Anunciación de la Castellina, un distrito de alto rango de Prato a lo largo del río Bisenzio, señala Corriere della Sera.

Asimismo, señala el medio italiano, Alessio Regina, compañero del cura, en agosto fue detenido mientras en su automóvil transportaba una gran cantidad de Gbl, conocida como droga de violación.

Según la Fiscalía de Prato, dirigida por Giuseppe Nicolosi, la compra de drogas y la organización de fiestas se cometían desde hace tiempo; encuentros sexuales organizados para algunos amigos cercanos al sacerdote y a los que habrían asistido al menos 200 personas.

COMPARTIR