A dos semanas de que apareciera, el socavón de la junta auxiliar de Santa María Zacatepec, en el municipio de Juan C. Bonilla, en Puebla, se tragó la casa que se encontraba a un costado, en campos de cultivo, luego de aumentar su diámetro.

Según información de El Universal, la casa, propiedad de la familia Sánchez Xalamihua, estaba conformada por cuatro recámaras, un patio grande, zona de lavadores y un baño al exterior. El socavón fue creciendo y acercándose poco a poco desde su aparición el pasado 29 de mayo; primero derrumbó la barda perimetral, sin embargo, este sábado desapareció casi en su totalidad.

De acuerdo con información de otros medios nacionales, personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Policía estatal, mantienen su presencia en la zona, mientras que Protección Civil del Estado recorrió el cerco de seguridad para evitar que personas se acerquen a observar.

Vecinos de la zona señalaron que la casa se derrumbó durante la noche.

El pasado 10 de junio, lograron rescatar a dos perritos que estaban atrapados desde el lunes.

En la última actualización se indicó que el socavón de Puebla medía alrededor de 126 por 114 metros, aunque se puede apreciar que ya superó esas dimensiones.

 

COMPARTIR