Juan José romero 

El secretario de Salud, Carlos de la Peña Pintos precisó que el principal reto en este momento es “salvar la Navidad, tener una oportunidad a partir del 15 de diciembre, una mayor oportunidad de  reactivación”, por lo que las medidas que se están aplicando buscan precisamente el poder generar un escenario propicio para mantener una estabilidad en las cifras relacionadas con este padecimiento.

“Somos un lugar turístico, somos un lugar con mucha movilidad, somos un lugar en donde tenemos varios focos rojos y precisamente es ahí donde se está trabajando. Y seguiremos trabajando hasta consolidar, hasta que verdaderamente nosotros tengamos una estabilidad continua en nuestra cifras, creo que  eso es lo más importante”, dijo.

Acompañado por la directora de Comunicación Social, Erika Lührs Cortés, el titular de Salud en el estado dijo que es necesario seguir en el empeño para frenar el avance de esta enfermedad. Resaltó que mucho depende de la participación de todos y que recordó que durante el tiempo que el estado se mantuvo en semáforo amarillo, la población relajó algunas medidas que lo hicieron retroceder a naranja.

De acuerdo a los datos dados a conocer por el funcionario, hasta este lunes el estado acumula 23 mil 362 casos confirmados y 2 mil 443 defunciones. Hay 86 casos nuevos –entre los reportados en tiempo real y los acumulados por diversas instituciones-, lo que representa un aumento del 0.4% con relación al día anterior.

Hay 302 casos activos, destacando una estabilización en Chilpancingo y Zihuatanejo; se tiene un reporte de mil 236 casos en el mes de noviembre, manteniendo un promedio de 7.8 defunciones diarias en lo que va del mes.

Se registraron 139 pacientes hospitalizados, de los que 34 se encuentran en estado crítico. El estado mantiene una ocupación hospitalaria del 21%.

A nivel nacional la entidad se ubica en el lugar 14, con el 30% de ocupación de camas y en el lugar número 25 en el rubro de ocupación de ventiladores, con 14 puntos porcentuales.

Carlos de la Peña Pintos señalo la importancia que todos los prestadores de servicio cuenten con su aviso de funcionamiento, ya que ha traído problemas para las autoridades el hecho que algunos negocios no cuenten con este.

Durante la transmisión de medio día, el funcionario estatal recalcó que negocios como restaurantes, y bares deben contar con este aviso de funcionamiento, por lo que invitó que a través de la Copriseg que es la Cofepris estatal, obtengan su aviso de funcionamiento.

“Mucho de los problemas que nos hemos encontrado es que no tienen aviso de funcionamiento, es un trámite muy sencillo y que obviamente requiere también de la visita de nuestros verificadores para ver cuáles son las condiciones que tienen cada uno de los locales”.

Con ello enfatizo se podrán evitar muchos problemas de ahí la invitación a acudir a esta instancia para realizar el trámite correspondiente con la Copriseg ubicado en el laboratorio estatal en el área de regulación sanitaria para dar su aviso de funcionamiento.

De la Peña Pintos informo que este martes, Guerrero alcanzó los 23 mil 362 casos confirmados de Covid-19 y 2 mil 443 defunciones, mientras que los casos reportados son 86 en plataforma y 26 confirmados en el laboratorio estatal.

Indico que en cuanto a los casos activos se tiene un registro de 302 casos activos que se concentran en 15 municipios del estado, mientras que el comportamiento en cuanto a los contagios, Chilpancingo y Zihuatanejo se han estabilizado, mientras que Acapulco está aún en ese proceso de estabilización, apunto.

Refirió que en noviembre se han registrado mil 236 casos confirmados, y las defunciones se tienen un registro el plataformas de 91 y 181 casos en tiempo real, “actualmente tenemos un promedio durante el mes de noviembre de 8.7 defunciones por día en lo que va del mes de noviembre” y agrego se reportaron 5 defunciones de diferentes fechas pero del mes de noviembre.

En cuanto al número de personas hospitalizadas De la Peña reporto 139 y 34 en estado crítico con una tendencia a la baja en este rubro; actualmente se tienen promedio de 21 por ciento de ocupación de camas incluyendo pacientes intubados y no intubados  y a nivel nacional Guerrero ocupa el lugar 14 con 21 por ciento de ocupación hospitalaria.

Al cuestionarle el por qué hay tantas medidas restrictivas si hay una tendencia a la estabilización, el funcionario puntualizo que de lo que se trata es continuar con las medidas y recordó cuando Guerrero paso de semáforo naranja al amarillo, en el cual solo se tardó dos semanas, es decir, 15 días y en esas dos semanas se regresó de nueva cuenta al semáforo naranja.

Agrego que por ser Guerrero un lugar turístico y por ende un lugar con mucha movilidad de personas lo que representa contar con varios focos rojos y es ahí donde trabaja hasta en tanto se pueda tener una estabilidad continua en las cifras, “creo que eso es lo más importante”.

.  

COMPARTIR