Al opinar sobre la resolución de la Corte de Estados Unidos respecto al programa Quédate en México y la respuesta de la cancillería, la cual avaló; el presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que continuará apoyando al país vecino en materia migratoria, pero siempre velando los derechos humanos de quienes dejan su país por necesidad.

En La Mañanera, recordó que su administración busca que Estados Unidos invierta en el desarrollo de Centroamérica, en programas como Sembrando Vida y Jóvenes Construyendo el Futuro para ordenar el flujo migratorio, además de otorgar visas de trabajo.

“Nos hemos propuesto ayudar al gobierno de Estados Unidos, lo vamos a seguir haciendo en el tema migratorio, afortunadamente es buena la relación. Hay sensibilidad por parte de ellos para escuchar nuestra propuesta, se va avanzando y, al mismo tiempo, hemos tomado como decisión cuidar a los migrantes en el sureste, para que no hay violación a sus derechos humanos, porque es muy riesgoso que atraviesen nuestro país, sobre todo en estados del norte”, apuntó.

En ese sentido, comentó que se ha propuesto realizar un diagnóstico para conocer el volumen de trabajadores o mano de obra que se necesita en Estados Unidos y Canadá y, así, realizar programas de trabajo temporal.

Agregó que en México no se sigue una política de rechazar migrantes “a diestra y siniestra”, por lo que se les apoya en albergues, pero eso, advirtió, tampoco puede ser para siempre.

“Entonces estamos manteniendo a migrantes en albergues, sobre todo protegiendo a menores y mujeres, sin embargo, esto no puede ser eterno. Tenemos que ir al fondo y eso significa invertir para el desarrollo”, explicó.

COMPARTIR