Las escuelas del Área de la Bahía de San Francisco, Estados Unidos, han cerrado sus baños debido a un reto en que se ha popularizado en TikTok, el cual consiste en que los estudiantes destruyan y roben en las instalaciones de los planteles.

El problema ha generado preocupación entre los padres de familia, pues consideran que los baños no deben estar fuera de servicio durante la emergencia sanitaria por el covid-19.

El cierre “es malo porque queremos usar los baños, pero, ¿por qué los destruyeron en primer lugar?”, dijo un estudiante.

El desafío es conocido como devious lick, tiene más de 90 mil videos publicados en TikTok y es un problema que se ha extendido en todo Estados Unidos.

Los resultados del reto son dispensadores de jabón y lavabos destruidos e inodoros arrancados de la pared. Ante esta situación, las escuelas no han tenido más opción que cerrar los baños.

“Da miedo tener que cerrarlos durante la pandemia, ¿cómo se lavan las manos, cómo se promueven las medidas sanitarias?”, cuestionó Eric Briggs, un padre de familia.

La semana pasada, al menos dos distritos de la Bahía Este se vieron obligados a cerrar varios baños debido al daño que causaron los estudiantes.

Ahora, las escuelas de San Francisco están experimentando el mismo problema. El senador estadunidense Richard Blumenthal consideró que TikTok debe rendir cuentas, junto con los estudiantes responsables del vandalismo.

“TikTok necesita prohibir estos videos y sancionar a los usuarios que lo hicieron. La empresa se ha vuelto cómplice de este tipo de acciones”, señaló.

Por su parte, TikTok indicó que ha prohibido el reto y está haciendo todo lo posible para reducir los videos al respecto en su plataforma, pero los usuarios suben contenido rápidamente.

Mientras tanto, las escuelas han intentado hacer todo lo posible para detectar a los responsables de los destrozo, pero las investigaciones continúan.

COMPARTIR