Juan José Romero

Chilpancingo, 16 de julio de 2021.- Los Industriales de la Masa y la Tortilla, señalaron que no existe un riesgo de aumentar los precios del kilo de tortilla debido a los incrementos en los insumos para la producción de este artículo de primera necesidad.

“Realmente entre 2015, 2016 y 2017 estuvimos manejando el precio de la tortilla entre 17 y 18 pesos, el incremento más importante que se dio en la tortilla no fue de 5 años anteriores, fue prácticamente este año particularmente en el mes de marzo en donde se dio un salto muy fuerte de 3 pesos el kilo aproximadamente y que se debió más a incrementos de dos elementos que es el gas y el maíz”, señalo Abdon Hernández Olvera presidente de los Industriales de la Masa y la Tortilla en la Zona Centro.

Aseguro que en el caso del maíz sufrió un incremento solo en este año de alrededor del 50% de su valor,  y en el caso del gas sufrieron un acumulado de aumentos de alrededor del 45 y 48%.

“Si nosotros observamos el tema de los 3 pesos comparado en términos conceptuales vamos a tener más o menos entre un 17 % que nada se compara con el 45 y 50% que tuvimos de los insumos principales ese incremento se dio para poder subsistir los negocios en este período tan crítico en este primer trimestres del año”, indico.

Aseguro que tratan de buscar las alianzas con productores directamente como lo han venido  haciendo para la compra del maíz y eso  permite reducir costos, sin embargo, ya se les terminó el maíz de Guerrero, “ya no lo tenemos, ahorita desafortunadamente lo estamos trayendo de Sinaloa, definitivamente es muy caro pero es una necesidad, y de hecho el costo del maíz está subiendo cada semana”, refirió.

Los empresarios se dijeron agradecidos con la labor que hizo el gobernador Héctor Astudillo Flores que gracias a la labor de coordinación que tuvieron durante 5 años permitió estabilizar el precio de su producto.

Esto represento un ahorro anual de alrededor de 500 millones de pesos; “entonces el programa que hicimos con el gobierno fue multiplicador, realmente productivo. Porque en estos 5 años si hablamos de lo que acumuló las familias guerrerenses, estamos hablando de unos 2500 millones de pesos que se dejó de desembolsar para comprar otros productos”.  

 

COMPARTIR