Por Eduardo Flores Salado

El candidato del PRI y el PRD a la alcaldía de Acapulco, Ricardo Taja Ramírez dijo que en su gobierno hará obras de gran impacto para que de esa manera Acapulco sea más atractivo y se beneficie la actividad turística que es la más importante en el puerto.

El aspirante se reunió con restauranteros del puerto, en donde puntualmente escuchó sus demandas, pero también explicó su plan de trabajo y las propuestas que tiene si llega a administrar el Ayuntamiento.

Taja Ramírez, reconoció que un alcalde no puede hacer todo, pero ofreció que gobernará con los empresarios escuchándolos, pero también de la mano del gobernador y del presidente de la República para que le vaya bien a Acapulco.

“Lo más importante es ser un buen integrador, yo seré el quien integre a hombres y mujeres, para que juntos podamos sacar adelante a Acapulco, ese el reto que tiene para el municipio “, dijo Taja Ramírez.

De igual manera el abanderado del PRI y del PRD fue claro al decir que él no promete que en tres años Acapulco será disneylandia, pero sí aseguró que hará su mejor esfuerzo que en tres años se verá un cambio y resolverá algunos de los problemas de Acapulco.

Pidió la ayuda de los restauranteros a quienes le dijo que no se trata de partidos políticos sino de personas y por eso enfatizó que él es la mejor opción para llevar las riendas de la administración del municipio.

Dentro de las propuestas que explicó sobre el reconstruir el Acapulco tradicional como el arreglo del Mágico Mundo Marino, la realización de un parque ecoturístico en la isla La Roqueta,  para el desarrollo de la zona tradicional

Así como la modernización de la Condesa, regresar los vuelos internacionales y cruceros marítimos, que regresen los jóvenes springbreakers, así como realización de eventos deportivos, culturales y artísticos.

Enfatizó que buscará inversionistas y créditos blandos para los hoteles que hoy se encuentran abandonados por falta de presupuesto para seguir prestando sus servicios, así como el recorrer personalmente la franja turística para ver las necesidades que les aqueja.

Tras reunirse con el colectivo de restauranteros “Aislados pero unidos”, el candidato del PRI-PRD al gobierno municipal, Ricardo Taja Ramírez, reconoció la caída del sector por la pandemia del Covid-19 y aseguró que rescatará la economía através del turismo con obras de gran impacto en ese rubro a fin de sacar adelante la actividad turística.

 

En un encuentro sostenido con propietarios de restaurantes de Acapulco, representados por el empresario Enrique Castro Soto, Ricardo Taja escuchó a cada uno de ellos para saber sus principales preocupaciones y necesidades para beneficio de sus negocios.

 

Les dijo que será un presidente solidario ya que conoce ese sector del comercio por ser comerciante, sus padres y abuelos también lo fueron y por ello comprendió la situación difícil por la que atraviesan por lo que pugnará por reactivar la economía en ese sector.

 

Ricardo Taja detalló parte de cada uno de los proyectos que tiene contemplados para reconstruir el Acapulco tradicional como el arreglo del Mágico Mundo Marino, la realización de un parque ecoturístico en la isla La Roqueta, la modernización de la Condesa, regresar los vuelos internacionales y cruceros marítimos, que regresen los jóvenes springbreakers, así como realización de eventos deportivos, culturales y artísticos.

 

Enfatizó que buscará inversionistas y créditos blandos para los hoteles que hoy se encuentran abandonados por falta de presupuesto para seguir prestando sus servicios, así como el recorrer personalmente la franja turística para ver las necesidades que les aqueja.

 

Al hacer uso de la palabra, el restaurantero de la Zona Diamante, Sergio Mejía Vargas, reconoció los buenos proyectos que tiene Ricardo Taja Ramírez y dijo que ve en Taja un buen candidato que tiene pasión y compromiso por Acapulco.

 

“Es un candidato con propuestas serias y responsables para el sector turístico, veo en él una esperanza para Acapulco, un Ricardo Taja comprometido porque sabe lo que es Acapulco y lo que requiere”. El restaurantero solicitó seguridad para los turistas de aquella zona.

 

Finalmente, Ricardo Taja firmó compromisos con los microempresarios con quienes se comprometió a contar con licencias de funcionamiento a bajo costo, bajar el 60 por ciento del pago de sus anuncios, sostener reuniones cada dos meses con la CANIRAC y tener una ventanilla única para realizar todo sus trámites y pagos.