Por: Enrique Silva M.

 Cuántas veces hemos escuchado que desde la federación se hace reconocimiento a la deuda con Guerrero por su aporte a la historia y crecimiento del país y un largo etcétera de supuestos reconocimientos para esta entidad y que vienen de la mano de una serie de promesas de beneficios y estímulos a la heróica entidad suriana…pero ahí queda todo, en promesas que no se cumplen y buenas intenciones que ahí quedan.

 Hasta la fecha no se han destinado recursos extraordinarios para Guerrero, al contrario ha habido recortes al presupuesto que incluso resentirá con fuerza la próxima administración estatal. Los grandes proyectos del gobierno federal no han incluído a Guerrero, si acaso el anuncio de la continuación de la carretera Guerrero-Oaxaca (pero es solo promesa), incluso se hizo un anuncio pomposo de “Riviera la Sabana” que sería un desarrollo ecológico, turístico y de convivencia al margen del Río de la Sabana en Acapulco y de eso nada se sabe, ni se hace. Los recursos que se han destinado a este estado del sur insisto, son los que por ley corresponden e incluso menos.

 Visto está que la deuda histórica seguirá existiendo y que el cariño para Guerrero seguirá siendo solo de palabra y si acaso nos darán una palmadita en el hombro, ¡porque en concreto nada más nada!

COMPARTIR