Juan José Romero

Chilpancingo, 23 de nov 2020.- La Unión de Empresarios, Bares, Comerciantes Fijos, Semifijos y Ambulantes, Locatarios, Restaurantes,  Artesanos, Ganaderos, Narradores, Jinetes y Payasos  de Rodeo, Sonideros Músicos y demás prestadores de servicios de Chilpancingo, manifestaron su descontento por la cancelación de la Feria de San Mateo Navidad y Año Nuevo en su 195 edición, que se celebra en Chilpancingo debido a la pandemia por el Coronavirus.

En conferencia de prensa, llamaron a las autoridades estatales y del municipio a que reconsideren la medida ya que no hacer esta fiesta de fin de año perjudica a más de  400 familias que trabajan en las ferias regionales del estado.

“Es dicho y notorio que con dicha suspensión no se está actuando de manera equitativa y si causando un daño severo a la economía de Chilpancingo, y algunos sectores del estado y en especial a las personas que nos dedicamos a trabajar en feria y conciertos”, expresaron a través de un comunicado al que se le dio lectura en el lugar de la conferencia.

Reprocharon que a pesar de las restricciones, se mantengan entre otras las playas abiertas al turismo, beneficiando con esto la economía de  algunos municipios sin ningún protocolo por la Secretaria de Salud.

Ante esto llamaron a las autoridades del estado y del municipio se pueda efectuar esta celebración de fin de año, o en su defecto los puedan apoyar con alternativas para poder trabajar; los inconformes apelaron a la “bondad” del gobernador, Héctor Astudillo Flores a quien dirigieron un escrito.

Entre las propuestas que ponen sobre la mesa para su análisis, se encuentra que las instalaciones de la feria se encuentran al aire libre, que el aforo sea controlado con una sola entrada y dos salida con túneles sanitizantes, gel antibacterial, tapetes sanitizantes y la toma de temperatura; un horario de trabajo de 2 de la tarde a 12 de la noche.

Todos los visitantes tendrán que usar cubrebocas, dentro de las instalaciones; colocar pasillos con direcciones para los visitantes así como vigilar que no exista aglomeraciones; en el Teatro del Pueblo que sean artistas locales quienes participen para que puedan tener trabajo y que este espacio tenga un aforo de 30 por ciento de su capacidad con el manejo de una sola entrada y una sola salida.

En la plaza de toros igual, con un aforo del 30 por ciento, desinfectar las instalaciones con dos horas de anticipación a cada evento, así como la toma de temperatura en los accesos y contar con tapetes sanitizantes, con el uso de cubrebocas en el interior de las instalaciones de la plaza.

En los juegos mecánicos, de igual manera se tendrá que usar cubrebocas, la desinfección de los juegos será constante y que los juegos tendrán que operar al aire libre y solo se podrá utilizar el cincuenta por ciento de su capacidad en cada juego.

En los bares y restaurantes, tendrán un acceso del 30 por ciento en cada negocio, con uso de gel antibacterial, tapetes sanitizantes y la colocación de las mesas a una distancia de 1.5 metros de distancia con cuatro personas como máximo en cada mesa.

En cuanto a los locales comerciales proponen que estos trabajen evitando aglomeraciones, y cada local tendrán gel antibacetrial y tapete sanitizante, así como desinfectar todo su negocio y el uso obligatorio de cubreboca en todo momento, y en caso de los comerciantes ambulantes esto también podrán trabajar evitando aglomeraciones y portando gel antibacterial.

Así mismo los transportistas tendrán que portar de manera obligatoria el cubreboca lo mismo que sus pasajeros, y respetar los lugares designados para ascenso y descenso de pasajeros para evitar aglomeraciones.

Entre las peticiones también resalta que solo se les cobre el treinta por ciento de “pisaje” como un modo de apoyar la economía de  los locatarios y que se reactiven los bailes, conciertos, jaripeos y conciertos en todo el estado con el respeto a los protocolos de salud.

Mario Valle, señalo que los efectos de la pandemia en estos rubros comerciales “nos hizo tocar fondo a todos, que nos dedicamos al gremio de las ferias, no somos nosotros nada más, son aquellas personas ambulantes, que vende los chicharrones, el que vende las palomitas, el que vende el paye de queso, el que vende las cervezas, el taxista, la gente que vive de las ferias hoy nos vemos muy afectados”, indico.

Refirió que el inicio de su trabajo comienza con la feria de Chilpancingo, siguen con la feria de Zumpango, en febrero en Iguala, en Marzo en Ometepec, en mayo en Cruz Grade, Atoyac, San Marcos, y regresan a Chichihualco y que con la cancelación de las celebraciones se ven severamente afectados en su economía, recalcó.

Se dijeron confiado en que la propuesta emitida, tenga eco en las autoridades y recapaciten para que estas celebraciones se lleven a cabo. Por: Juan José Romero

COMPARTIR