La coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez, informó que se han reportado más de 30 mil viviendas afectadas tras las inundaciones en Hidalgo. Mientras que la Secretaría de la Defensa Nacional contabilizó 35 mil damnificados.

Al hacer un recuento del trabajo que se ha realizado del fin de semana a la fecha en esa región, explicó que sigue en marcha el proceso de evaluación.

En La Mañanera, desde Palacio Nacional, la funcionaria dio a conocer cifras actualizadas de las afectaciones por los desbordes de los ríos en la entidad.

“Hay un corte. El más reciente es de 31 mil viviendas afectadas, estamos en el momento de evaluación, ayer tuvimos una acción preventiva que realizamos en el centro de Tula, hubo evacuación de las personas para prever cualquier accidente, por lo que hablamos de las presas y el posible desbordamiento del río, no fue así, pero han sido acciones importantes, estamos en el momento de evaluación, estamos allá, no hemos salido del territorio”, señaló.

La tarde de ayer, tanto el gobierno municipal de Tula de Allende como el del estado de Hidalgo emitieron una alerta por la que pidieron a la población que vive cerca del cauce de ríos o en las inmediaciones de los mismos, desalojar sus casas y acudir a los refugios, esto ante una nueva creciente y alerta de desbordamiento.

Explicó que la federación está en comunicación permanente con el gobierno de Hidalgo para apoyar a la población afectada y prever cualquier posible agravamiento de las condiciones climáticas en los próximos días.

“La verdad, la gente ha sido muy sería, muy comprometida, atendiendo al llamado de Protección Civil y de todas las instancias para poder salir de sus casas si es que hay riesgos. Tenemos activados los refugios temporales, estamos trabajando”

Protección Civil también dio a conocer que autoridades han actuado para evitar que más familias tengan daños en sus hogares y para ponerlos a salvo en los refugios que han sido instalados en distintas zonas del municipio y del estado con la finalidad de salvaguardar vidas.

“Hay un promedio de 250 personas que van vienen (de los refugios), algunos llegan a dormir se van a sus trabajos o sus familiares, es la parte centro de Tula es donde tenemos evacuada a la población”.

Ante la pregunta de quiénes están trabajando y colaborando en implementar acciones, confirmó que se han solidarizado y en el lugar se encuentran elementos de la Sedena, Marina, Protección Civil, Guardia Nacional, Bienestar, Servicios de Salud, y Conagua que está ayudando con los anfibios.

En tanto, el secretario de Defensa, Luis Crescencio Sandoval, comentó que en la primera fase de atención se contabilizaron 35 mil personas afectadas, cinco puentes dañados, y servicios públicos afectados como luz, telefonía, agua potable y drenaje.

Las fuerzas federales remolcaron 45 vehículos varados, se retiraron 80 árboles caídos, y se realizaron seis reconocimientos aéreos, además de que se desazolvó el río Tula.

“Hay 62 vehículos, cuatro helicópteros, se designaron 35 elementos para dar alimentación a los que resultaron damnificados, ocho embarcaciones del personal de fuerzas especiales para poder hacer las evacuaciones y 30 elementos de sanidad. Aquí están los municipios que se han identificado afectados y donde ha estado trabajando nuestro personal: Tula, Tezontepec, Ixmiquilpan y Tlahuelilpan”, expresó el secretario de defensa Luis Crescencio Sandoval