El Covid-19 afectará por segundo año consecutivo a los premios Nobel, impidiendo los habituales fastos de las ceremonias y el viaje en diciembre a Estocolmo de los galardonados en ciencias literatura.

En cuanto al Nobel de la Paz, que se otorga en Oslo, la posibilidad de su entrega en la capital noruega “continúa abierta” y se tomará una decisión al respecto a mediados de octubre, informó este jueves la Fundación Nobel, organizadora de los célebres premios. 

Los laureados se anuncian a comienzos de octubre pero las recompensas suelen entregarse en ambas capitales escandinavas el 10 de diciembre, aniversario de la muerte de su creador, Alfred Nobel (1833-1896), inventor de la dinamita. 

“Creo que todo el mundo quiere que la pandemia de Covid-19 quede atrás, pero aún no hemos llegado” a ello, justifica Vidar Helgesen, director ejecutivo de la fundación, destacando “la incertidumbre sobre la evolución de la pandemia y los desplazamientos internacionales”. 

El icónico gran banquete en el ayuntamiento de Estocolmo tampoco tendrá lugar esta vez. El año pasado ya había sido anulado, por primera vez desde un boicot al embajador soviético tras la represión en Budapest, en 1956.

Aunque sin los premiados, habrá una pequeña ceremonia en la capital sueca, probablemente ante un público local, anunció la fundación. 

En cuanto a las tradicionales conferencias de prensa de los laureados, serán emitidas online. 

COMPARTIR