“No hay que apagar la luz del otro para lograr que brille la nuestra”. Ghandy.

Me topé en las “benditas redes sociales” un texto que llevaba por título: El currículum criminal del PRI, contenía una larga lista de sucesos de corrupción, negligencia, mal gobierno, etc., me puse a reflexionar sobre el mismo y aquí les platico lo que respondí.

Pues sí, la lista de este texto es innegable e indefendible. Lista de muy reprobables actos a los que habría que ponerle nombre y apellido porque lo tienen. Hay que tener memoria y la lista sirve para eso, pero… falta la otra lista, la que podría llamarse por ser el antónimo del adjetivo de la primera lista: El Currículum virtuoso del PRI, lista que indudablemente sería muy larga simplemente por la gran cantidad de tiempo que nos han gobernado, incluso hoy en diversos Municipios y Estados.

No, no se trata de defender al PRI, realmente no soy priista, y tampoco panista, perredista, morenista ni tengo preferencia por ningún partido político, cuando me piden definición en este aspecto, simplemente digo que soy Guerrerista, es decir, lo que quiero es el bien de Guerrero. 

Ahora bien, si de listas se trata, lo cierto es que el PAN, el PRD, MC, PEVM, PES etc., tienen mucho que anotar en ambas listas y claro que MORENA está escribiendo las suyas también, en el obvio de que en su caso, ambas listas serían cortas por el relativo poco tiempo que lleva en el poder, y al menos habría que esperar los 4 años que le restan para observar ese su par de currículums, el criminal y el virtuoso, los que sin duda van a crecer de aquí al ´24, y serán igualmente innegables e indefendibles.

¿Cuál es el punto entonces? No es como ya dije defender al PRI ni atacar a MORENA, no trata de defender ni atacar a ningún partido, de hecho y luego de ver con atención los estatutos de todos los partidos (vale la pena hacerlo), desde mi particular punto de vista, encuentro que todos estos partidos políticos son muy buenos, sus premisas, objetivos, misiones etc., son muy buenas, si bien difieren en algunos “comos”, tienen todos un igual común denominador que es el bienestar y desarrollo en todo sentido de México.

Entonces opino que el PRI es un gran partido, como lo es igualmente el PAN, el PES, etc., y desde luego MORENA también que lo es, lo malo definitivamente ha sido que todos los partidos sin excepción han tenido y tienen algunos muy malos políticos y funcionarios, estos últimos son los que que han escrito en la lista de actos criminales, pero también todos los partidos han tenido y tienen a muy buenos políticos y funcionarios que han escrito grandes actos en la historia de nuestro País. Decir lo contrario sería mentir y no ver la realidad y rayaría en el fanatismo y la obcecación.

Es pues un grupo de gente la que le ha fallado no solo a sus partidos, sino que le ha fallado a México. Tratar de pintar unilateralmente a solo un grupo de malos políticos y funcionarios exclusivamente de un solo color o partido, como lo intenta el texto de referencia, es hacer un proselitismo barato y que no abona a una democracia sana.

Este tipo de textos a mi juicio tienen entre otros un mal propósito, uno que finalmente, si bien intenta informar y hacer memoria, el hacerlo exclusivamente de un solo partido y solo su parte negativa, empobrece la idea y termina por dividir y ciertamente logra lo contrario a informar, confunde, mal informa, es tendencioso y sin ánimo de ofender me resulta hasta grosero para quien pone el juicio y la reflexión por delante. 

Por eso es que no tengo preferencia por ningún partido político, ya que al final está perfectamente demostrado que son algunos de las personas que los conforman, los que le han fallado al objeto de creación de los mismos.

Yo voy más con la idea de estudiar a las y los candidatos, de escuchar sus propuestas, de ver que estas sean reales, objetivas y posibles. De estudiar y hurgar en su pasado porque todos lo tienen, de conocer en la medida de lo posible su historia, sus resultados en funciones anteriores, incluso aquellas que no sean de carácter político, sus antecedentes familiares y hasta su fama pública, la que para bien o para mal, forma parte definitiva de su expediente personal, su categoría humana y todas aquellas virtudes que creamos son necesarias en la persona a la que le vamos a otorgar nuestra confianza para gobernar.

Por eso cuando se contrata a alguien se le solicita referencias, cartas de recomendación, etc. En el caso de un funcionario público finalmente al elegirlo se le está contratando para servir no para ungirlo como un personaje especial y superior, ya que es exactamente un igual a cualquiera de los que lo votan.

El texto al que respondo con este, termina diciendo: “… SOLO NO OLVIDES QUE… TU VOTO VA A AFECTAR A TUS PEQUES … A TUS HIJOS … TUS SOBRINOS ,,, A LAS FUTURAS GENERACIONES … Y TE LO VAN A RECORDAR TARDE O TEMPRANO … OK?”

Esto tampoco puede negarse, está lleno de verdad, no obstante quien lo escribió vuelve a sesgar la idea con aquello de: “… y conste que todos los datos son reales …”, lo que no está a discusión.

Las elecciones están a solo algo más de 100 días, si no participamos no tendremos derecho a quejarnos después, el voto es un derecho y considero que reflexionarlo y hacer el ejercicio de pensar en quien consideremos la mejor opción es una obligación para con nuestra familia, Municipio, Estado y País. No podemos equivocarnos, ni permitir que se nos manipule, Guerrero no lo merece y nuestro futuro tampoco. Guerrero merece más.

Les abrazo.

Siempre atento a sus opiniones y comentarios en:

FB: Oscar Athie Twitter: @oscarathie

COMPARTIR