Sin duda, un perrito o un gatito son más que simples mascotas. Para muchas personas, estos dulces animalitos pueden llegar a ser miembros irremplazables de la familia. Así lo demostró un pequeño niño estadounidense, quien no dudó en vender su colección de cartas de Pokemón para ayudar a su mejor amigo canino que estaba pasando un mal momento tras contraer un virus.

Como reportó el medio ABC News, Bryson Kliemann, un niño de tan solo 8 años de Western Virginia, Estados Unidos, estaba acomodando sus tarjetas coleccionables de Pokémon cuando notó que Bruce, su adorable cachorrito, estaba enfermo.

Inmediatamente después, la madre del menor llevó al perrito al veterinario, y fue allí cuando se le diagnosticó Parvovirus Canina, una enfermedad viral sumamente contagiosa que puede llegar a ser mortal. Lamentablemente, el precio del tratamiento ascendió hasta los $700 USD, cifra que no podía pagar la familia.

BRYSON KLIEMANN EMPEZÓ A VENDER SUS TARJETAS DE POKÉMON PARA AYUDAR A SU MEJOR AMIGO

Evidentemente, Bryson Kliemann no estaba dispuesto a perder a su querido amigo de 4 patas, por lo que decidió vender sus cartas de Pokémon para ayudar a sus familiares a pagar el costoso tratamiento. De esta manera, colocó una mesa cerca de una carretera donde ofreció su añorada colección.

https://abc3340.com/news/nation-world/virginia-boy-sells-pokmon-cards-to-fund-treatment-for-sick-puppy?video=c8f112bf71d34542b590a41c0c149fb7&jwsource=cl

BRYSON KLIEMANN VENDIENDO SUS CARTAS DE POKÉMON (VÍA ABC NEWS)

Una fotografía del menor llegó a las manos de su madre, quien la compartió en redes sociales. Posteriormente, decidió crear una cuenta de GoFundMe con el objetivo de juntar $800 USD. Afortunadamente, la comunidad respondió al dulce gesto de Bryson, por lo que las donaciones superaron las expectativas y se logró recaudar $1900 USD.

Gracias al gran corazón de la comunidad, Bryson se reunió con su amigo Bruce después de una semana de tratamiento. Cabe hacer mención que el resto de los fondos recaudados se utilizarán para futuras vacunas y para apoyar a otros perros enfermos de la localidad.