En el zoológico de Aldama, Chihuahua, nacieron cuatro crías de “ligre”, un híbrido de león africano y tigre de Bengala. El dueño del zoológico prevé trasladarlos a Tamaulipas por su elevado costo de mantenimiento.

Los nuevos habitantes del zoológico son hijos de la tigresa “Asia”, de ocho años, y de “Greñas”, un león africano de seis años de edad, quien que fue separado de la hembra para seguridad de las crías que nacieron el 24 de mayo.

Los “ligres” comparten características físicas con sus progenitores, los leones y tigres. (Javier Ríos)
El aspecto de los felinos es como de un león con algunas rayas de tigre, mientras que su pelaje es entre el naranja y el amarillo. Las crías padecen gigantismo, pues llegan a medir hasta cuatro metros de largo y a pesar hasta 500 kilogramos.

Al igual que los leones, los ‘ligres’ machos desarrollan melena. Esta especie tienen un tamaño mayor que el del león y la tigresa, además de que es considerado el felino más grande del mundo.

Alberto Hernández, director del zoológico de Aldama, informó que los ‘ligres’ permanecerán con su madre por tres semanas, y luego se irán adaptando a la comunidad.

Sin embargo, las crías serán enviadas a Tamaulipas, mediante un intercambio con otro zoológico, ya que es costoso mantenerlos.

“Me hubiera gustado conservarlos pero el costo es altísimo. Serán enviados a Tamaulipas y recibiremos a cambio canguros y cocodrilos”, agregó.

COMPARTIR