El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que México ya es una potencia económica, porque se procura la distribución del ingreso entre la población y los potentados pagan impuestos.

En la conferencia mañanera, aseguró que está funcionando el modelo de su gobierno para que haya una recuperación económica y de empleos, lo cual ha permitido que no se registre una inflación desbordada, aún cuando Estados Unidos está liberando muchos fondos. Además, el peso se ha apreciado en lugar de que haya devaluaciones.

“Es ya una potencia económica, sobre todo porque se procura la distribución del ingreso. ¿De qué sirve tener mucho dinero en pocas manos? Nosotros queremos crecimiento con bienestar, una mejor distribución de la riqueza, no que unos cuantos sean inmensamente ricos mientras millones se empobrecen, eso ya no sucede en nuestro país.

“Antes, los potentados, piensen en una empresa grande famosa, en un banco, en esa empresa, ese banco; no pagaban impuestos. Pagaban impuestos los campesinos, obreros”, subrayó.

El potencial, según López Obrador, se va a ver reflejado en el presupuesto de 2022, ya que no va a faltar dinero para pagar a los trabajadores al servicio del Estado, ni a los médicos, enfermeras, maestros y no van a faltar medicinas en el sector salud. Además, está garantizado el recurso para los programas sociales y los proyectos prioritarios.

Al hacer un recuento de las acciones que está siguiendo su administración, comentó que se tienen en caja 500 mil millones de pesos, así como las reservas del Banco de México, que ascienden a 20 mil millones de dólares.

“Pero se requiere honestidad porque es muchísimo lo que se iba por el caño de la corrupción, más de lo que se imaginan. Yo que llevaba tiempo hablando de este tema, escribiendo que el principal problema de México era la corrupción, la deshonestidad de los gobernantes, cuando llegué y empecé a enterarme y, hasta ahora, no, pues aunque sabía que había corrupción, me quedé corto”, agregó.