Juan José Romero

Chilpancingo, 9 de marzo de 2021.- Tras solicitar pedir a los medios de comunicación  romper el pacto, y luego de renombrar de manera simbólica una de las calles de Chilpancingo, periodistas de la capital se manifestaron en contra de la actitud de aquellos con los que tratan de manera cotidiana incluidas autoridades de los distintos niveles de gobierno, que calificaron de sexista y patriarcal.

Las reporteras de distintos medios de comunicación, impresos y electrónicos, que se han distinguido por su activismo en favor de las mujeres, mencionaron a varias compañeras suyas que han sido agredidas y hostigadas, por lo que pidieron un alto a esas acciones.

Al mismo tiempo, pidieron a las autoridades gubernamentales mayor efectividad en las demandas de justicia, contra los agresores y abusivos que han actuado en impunidad por largo tiempo, bajo un manto protector, señalaron.

En el marco del día 8 de marzo, conmemorativo al Internacional de la Mujer, el grupo identificado como 9 de marzo, dada la fecha de creación, marchó desde la avenida Juárez por calles de la capital hasta llegar a la avenida Álvarez y Alemán, a unas cuadras del zócalo.

Luego del pronunciamiento, las periodistas acompañadas por varios de sus compañeros reporteros que cubrieron la nota, renombraron la calle ubicada en la plazuela Unidos por Guerrero como Miroslava Breach en lugar de general Rafael Catalán Calvo, que es su nombre oficial.

Esta nomenclatura quedó en forma simbólica con un rectángulo con fondo verde, uno de los colores representativos, al igual que el púrpura, de la lucha de las mujeres en el país y el mundo.

Asimismo, manifestaron su inconformidad ante los riesgos latentes que enfrentan y la precariedad con que laboran en forma cotidiana, aunque ello no les impide realizar su trabajo diario, lo que incluye la pandemia que no las ha detenido para informar a la ciudadanía, sin descanso, señalaron.

Lourdes Chávez como vocera del movimiento, recordó de las acciones que han emprendido en anteriores ocasiones, como una forma de mantener presente su postura no solo ante los medios de comunicación de los que forman parte, sino incluso de la sociedad en su conjunto, como parte de las voces que exigen sean respetados los derechos de las mujeres en el país, del que Guerrero no es la excepción.

La movilización culminó con su posicionamiento, pero con la convicción de que solo alzando la voz podrán lograr los objetivos planteados, por todas las mujeres en general y particularmente de aquellas que han sido acalladas, indicaron. 

 

 

 

 

COMPARTIR