Las modernas tecnologías utilizadas por un equipo de arqueólogos han permitido revelar que la ciudadela inca de Machu Picchu, en el sur de Perú, es más antigua de lo que se creía hasta ahora.

Los científicos, liderados por Richard Burger -arqueólogo y antropólogo de la Universidad de Yale-, han utilizado en sus trabajos un “acelerador de espectrometría de masas” (AMS) y han determinado que el complejo es al menos 20 años más antiguo de lo que establecen los registros históricos.

El AMS es una de las tecnologías más avanzadas utilizadas en la actualidad para la datación mediante el “radiocarbono”, ha explicado la Universidad de Yale tras la publicación de los resultados de esta investigación en la revista “Antiquity”.

Los nuevos hallazgos revelan que Machu Picchu estuvo en uso desde aproximadamente el año 1420 hasta el año 1530, y que esa utilización terminó alrededor de la época de la conquista española.

Esas dataciones revelan que el sitio es al menos 20 años más antiguo de lo que sugieren los registros históricos, según los investigadores, que han subrayado además que los nuevos datos plantean nuevos interrogantes sobre la comprensión de la cronología inca

Algunas fuentes históricas -ha recordado la Universidad de Yale- señalaban que el gobernante del estado inca Pachacútec tomó el poder en el año 1438 y que posteriormente conquistó el valle donde se encuentra Machu Picchu. 

 

 

COMPARTIR