Durante su gira de trabajo por Tabasco para supervisar las acciones de atención a la población damnificada por las inundaciones, el presidente Andrés Manuel López Obrador visitó una cocina comunitaria en Macuspana instalada por la Secretaría de la Defensa Nacional como parte del Plan DN-III-E.

Las instalaciones móviles tienen capacidad para 2 mil 600 raciones; de acuerdo con personal de la Sedena se elaboran diariamente mil 300 raciones de desayuno, comida y cena.

Los elementos del Ejército se organizan en cuatro rutas de abastecimiento que salen a los albergues de Macuspana.

Los alimentos que se brindan son balanceados. Este sábado, por ejemplo, el comedor comunitario servirá agua de horchata, sopa de pasta, arroz, barbacoa de res, frijoles refritos, tortillas y postre.

“Estamos en una gira hoy y mañana por Tabasco. Vamos a supervisar cómo se está apoyando a los damnificados. Afortunadamente están ya bajando los ríos, ya no estamos en la situación de hace unos días aunque está nublado, está lloviendo; hay un pronóstico de una nueva tormenta, un nuevo huracán que se está formando”, informó el mandatario.

Acompañado del secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, sostuvo que el gobierno federal a través de las dependencias y en colaboración con los gobiernos estatales y municipales, trabaja para que exista el menor daño posible ante el crecimiento del río Usumacinta que pasa por Tenosique, Balancán, Emiliano Zapata y desemboca en Frontera, zona que actualmente está inundada.

El presidente se reunió con familias de damnificados en una escuela primaria de Macuspana, donde actualmente pernoctan 147 personas de tres colonias.

Agradeció los donativos de víveres y medicamentos a la población que envían organizaciones, países y empresas en un acto de solidaridad y fraternidad.

Destacó el trabajo conjunto de sociedad, promotores de salud, Servidores de la Nación adscritos a la Secretaría de Bienestar, personal de la Coordinación Nacional de Protección Civil y la Secretaría de la Defensa Nacional.

“Lo mejor es que estamos sumando voluntades, esfuerzos, recursos para apoyar con el gobernador del estado de Tabasco”, dijo en presencia del mandatario estatal, Adán Augusto López Hernández.

El presidente López Obrador resaltó que la empresa Maseca envió tres tortillerías móviles a Tabasco, las cuales se instalaron en Teapa, Nacajuca y Macuspana; en este municipio la producción es cercana a los 400 kilos diarios.

Por esta acción expresó su agradecimiento al presidente del Consejo de Administración y Director General de Gruma y Gimsa, Juan Antonio González Moreno.

Se prevé que al término del recorrido de supervisión el presidente encabece una conferencia de prensa en Villahermosa para dar a conocer los avances en la atención por las afectaciones.

COMPARTIR