Por Eduardo Flores Salado

El arzobispo de Acapulco, Leopoldo González González, dijo que esta pandemia de Covid-19 solo se podrá superar unidos, por eso llamó a los acapulqueños estar juntos en oración para que se llegue a un fin.

“La impunidad en que quedan muchos asesinatos hace mucho daño. Pero el derecho a la vida de cada hombre y de cada mujer implica no solo que su vida sea respetada, también ha de ser cuidada”,  durante su mensaje a través de redes sociales.

El prelado católico  llamó a reflexionar sobre el derecho a la vida desde la concepción en el seno materno hasta su conclusión natural y ser conscientes de que esto refuerce la convicción de respetar y proteger la vida de cada mujer y de cada hombre.

Aseguró que estos momentos que se esta en Semáforo Epidemiológico color Rojo, se debe de cuidar las medidas preventivas para disminuir el riesgo de contagio como el uso de cubreboca, evitar aglomeraciones, conservar la sana distancia, salir de casa a lo necesario y volver luego a ella.

“Si se suprime el derecho a la vida de los más débiles, ¿cómo se podrán garantizar efectivamente todos los demás derechos?” Desde esta perspectiva, renuevo mi llamado para que se le ofrezca a cada persona humana el cuidado y la asistencia que necesita”.

Señaló que durante la pandemia se han visto grandes esfuerzos de personas, familias e instituciones por salvar la vida de quienes enfermaban.

Comentó que se ha vivido desde la preocupación y la angustia por el ser querido enfermo y se ha sentido vivamente el valor de la vida.

Además de lavarse las manos más frecuentemente, acudir al médico a los primeros síntomas, recibir la vacuna cuando les toque. “Y junto a estas medidas preventivas, nuestra cercanía solidaria con quien tiene enfermo o ha perdido un ser querido”.

“La resolución del conflicto ha de hacerse en un plano superior a las posturas en pugna, conservando las virtualidades valiosas de cada una de ellas”, finalizó.

 

COMPARTIR