La ONU en el país andino denunció que se han registrado violaciones del derecho de las personas a protestar a través de la utilización arbitraria e indiscriminada de armas no letales que ha resultado en manifestantes y periodistas heridos esta semana a lo largo del territorio . La Organización pide buscar soluciones pacíficas a través del diálogo y los canales institucionales existentes.

El Sistema de las Naciones Unidas en el Perú manifestó su profunda preocupación por la actuación de las fuerzas del orden en el marco de las protestas ocurridas en los últimos cuatro días.

Las protestas, de carácter pacífico en su gran mayoría, se han registrado desde el lunes 9 de noviembre en la capital y en numerosas ciudades del país.

“Como resultado de la actuación policial de los últimos días, y particularmente en las marchas masivas del jueves 12, se han registrado heridos, incluyendo manifestantes y periodistas. Es necesario recordar que la utilización arbitraria e indiscriminada de las armas no letales vulnera el principio de proporcionalidad e infringe los estándares internacionales, que requieren de precaución, necesidad y proporcionalidad en la actuación policial”, aseguró ONU Perú en un comunicado.

Asimismo, denunció que se han registrado violaciones del derecho de los detenidos al debido proceso, incluyendo detenciones de manifestantes adolescentes.

“Es preciso alinear, cuanto antes, las acciones de control a las obligaciones internacionales del Estado peruano al haber ratificado diversos instrumentos de derechos humanos como el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, así como llevar a cabo una investigación independiente, imparcial y oportuna de los hechos ocurridos y, de ser el caso, reparar a las víctimas y sancionar a los responsables”, se lee en la declaración.

Protestas por la destitución del presidente

Según informes de prensa, miles de manifestantes protestaron el jueves en la noche contra el nombramiento del nuevo presidente de Perú, Manuel Merino, y la policía reprimió las movilizaciones con gases lacrimógenos y perdigones.

En la capital, Lima, la principal manifestación se celebró en la plaza San Martín, muy cerca del Palacio Presidencial y del Parlamento. Al menos cuatro periodistas resultaron heridos por perdigones y 16 manifestantes fueron detenidos. Las protestas diarias empezaron el lunes tras la destitución del presidente Martín Vizcarra por acusaciones de corrupción.

ONU Perú lamentó que una minoría de manifestantes, al accionar con violencia, desvirtúen el carácter mayoritariamente pacífico de miles de personas que marchan en ejercicio de su derecho a la protesta, recordaron que todas las personas tienen derecho a la libertad de manifestarse, asociarse y expresarse pacíficamente sin sentir miedo a represalias de personas o grupos que posean una opinión contraria.

“La manifestación pacífica es un derecho humano que debe ser respetado en todas las sociedades, incluso en una situación de emergencia sanitaria como la actual”, recalca el comunicado.

El Sistema de Naciones Unidas hizo un llamado a las autoridades y a todos los sectores de la sociedad peruana a actuar con responsabilidad y respetar el Estado de derecho, rechazando cualquier acto de violencia.

Ante los desafíos que enfrenta el país, también urgió buscar soluciones pacíficas a través del dialogo y los canales institucionales existentes.

El Sistema de Naciones Unidas en el país expresó que seguirá de cerca los acontecimientos en los próximos días, y se puso a disposición de todas las partes para avanzar en medidas que permitan alcanzar la protección de todas las personas, la paz social, el desarrollo sostenible y los derechos humanos.

COMPARTIR