Un reporte examinado por EL PAÍS revela que la planta ubicada en Veracruz elevó el peligro de un accidente por 13 horas durante un proceso de recambio de uranio
COMPARTIR